•   Boston, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

¿Y ahora? A ganar tres seguidos o morir. Esa es la improbable misión de los Rays de Tampa después de perder 7-4 ante los impetuosos Medias Rojas en Boston, y quedar atrás 0-2, con Clay Buchholz (12-1 y 1.74), esperándolos para intentar terminar de apretarles las tuercas. Si lo logran, sería una proeza del tamaño de una montaña.

Dos jonrones de David Ortiz --quien parece haber estado bebiendo agua en la fuente de la juventud-- contra David Price, fracturaron en la mandíbula a los Rays, que en desventaja desde el propio arranque, solo se acercaban, pero guardando la distancia.

Boston inició el juego ignorando la presencia de Price, mostrando su agresividad. Hit de Ellsbury, robo, mal tiro y fly de sacrificio de Pedroia al center, hirieron rápidamente a Tampa 1-0. Jonrón de David Ortiz, y ventaja de 2-0 para el derecho John Lackey, con Price revisando su brazo. Los Rays en pie de guerra, respondieron en el inicio del segundo aprovechando el boleto abridor a Zobrist, hit de Jennings lo llevó a tercera, y anotó por elevado de Delmon Young al jardín derecho recortando la diferencia 2-1, apretando el largo futuro del duelo.

Price volvió a flaquear en el tercer inning. Dobletes consecutivos de David Ross y Jacoby Ellsbury, hit de Victorino y roletazo de Pedroia, facilitaron otras dos carreras, estirando la ventaja 4-1, agregando otra en el cierre del cuarto por triple de Stephen Drew con dos outs y Johnny Gomes en las bases. Con ventaja 5-1, los minutos del zurdo Price, tan inmenso en el juego de muerte súbita frente a Texas, parecían contados, pero ahí estaba en el inicio del noveno, perdiendo 6-4, antes de ser estremecido por el segundo jonrón de David Ortiz que lo sacó de pantalla, impidiéndole el recorrido completo que buscaba contra vientos y mareas.

Tampa supo presionar, pero no pasó de eso. En el quinto, los Rays consiguieron dos carreras con doble de Yunel Escobar, golpe a David de Jesús, y doble limpia bases de James Loney, acercándose peligrosamente 5-3 mientras Lackey aturdido, había convertido su pitcheo en sospechoso, preocupando a la multitud.

La sexta carrera de los Medias Rojas en el cierre del quinto, por hit de Ellsbury y doble de Pedroia al rincón del jardín izquierdo, tuvo respuesta inmediata de los Rays en el inicio del sexto, con hit de Jennings, roletazo de Young que lo hizo avanzar a segunda, y cohete impulsador de Escobar. Así que, perdiendo 6-4, Tampa se mantenía latiendo como amenaza.

El jonrón de Ortiz expulsando a Price en el noveno, fue el tiro de gracia, porque Uehara entró a rematar ponchando a dos y sacando el último out con roletazo a primera. Aún trasladándose la serie a Tampa, y siendo el béisbol tan impredecible, se ve muy difícil que los Rays puedan salir del hoyo y ganar tres consecutivos.

 

dplay@ibw.com.ni