•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La mirada fiera del ojo sin el parche y ese garfio en alto, amenazante, que los mantuvo en pie de lucha, desaparecieron bruscamente. Los Piratas perdieron el otro ojo y el garfio. Querer es poder, algunas veces, no siempre. De eso he estado claro a lo largo de mis casi 70 años. Ahí están las esperanzas de estos esforzados “bucaneros”, como ramas secas, crujiendo al quebrarse, quemándose en la hoguera. Los Cardenales han ganado el juego crucial 6-1, y disputarán a los Dodgers el título de la Liga Nacional, que garantiza el boleto para la Serie Mundial.

El jonrón de dos carreras de David Freeseen, el segundo inning contra el pitcheo del estupendo novato Gerrit Cole; la dominante faena monticular del ganador de 18 juegos, Adam Wainwright, solo alterada en el inicio del séptimo por culpa de un aturdido Pete Kozma que no fue a pisar el segundo costal para el tercer out; y el estallido de Matt Adams en el octavo haciendo astillas el pitcheo de Marc Melancon, quinto brazo pirata, con Matt Holliday circulando, fueron los grandes pilares, como los del Foro romano, en la construcción de la merecida victoria de los Cardenales.

El novato Gerrit Cole en pleno crecimiento había retirado a los primeros cinco adversarios en forma consecutiva, y parecía volver a convertirse en un terrible problema para los Cardenales de San Luis, cuando boleó a Jon Jay en conteo completo en el cierre del segundo inning. No propiamente una situación preocupante, excepto que en postemporada, David Freese crece como amenaza, y lo hizo nuevamente haciendo zumbar una pelota encima de la pared del left-center, adelantando a San Luis 2-0. Cole quedó viendo su guante y lo golpeó tres veces, como culpándolo del descuido.

San Luis agregó una carrera en el sexto por hit de Jon Jay, y los Piratas aprovecharon la falla mental de Kozma sobre batazo de Marlon Byrd que podía forzar a Morneau en segunda, para anotar su única carrera por hit de Pedro Álvarez. Con la pizarra 3-1, los Cardenales deshilacharon el suspenso fabricando tres carreras en el octavo con el jonrón de Adams y hit impulsador de Kozma dentro del cuadro.

Defensivamente, la multitud disfrutó de grandes atrapadas. En el tercer episodio, el jardinero izquierdo de los Piratas, Sterling Marte, en una zambullida espectacular corriendo hacia la raya, decapitó una línea malintencionada de Matt Carpenter; en el cuarto, Neil Walker fue víctima de un corte al vuelo realizado por el short de San Luis, Pete Kozma; y en el quinto, Carpenter otra vez golpeado por la mala suerte, viendo cómo McCutchen, corriendo hacia lo profundo del jardín central como lo hacían los semifondistas Sebastián Coe y Steve Ovett, le llegaba a una pelota que parecía inalcanzable.

Obviando hits consecutivos de Morneau y de Byrd, el derecho Wainwright completó el juego ponchando a Álvarez, que tenía los dos ojos con parches y había perdido su garfio.

 

dplay@ibw.com.ni