•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Látigo en mano el abridor de Boston, John Lackey, fue dejando su marca en la espalda de sus oponentes. Con destreza absoluta no rehuyó al reto, lo afrontó con audacia, confiado en sus recursos para someter a unos Tigres hambrientos, deseosos de arrancarles el corazón y rugir frente a su público, pero no contaban con la estocada mortal de Mike Napoli, sacudió un pitcheo del hábil Justin Verlander para depositarlo al otro lado del jardín izquierdo. La historia final fue 1x0 a favor de los Medias Rojas.

Triste pero emocionante, inesperado pero real, se trata de béisbol, el deporte más sorpresivo y delirante. El duelo de ayer entre Tigres y Boston se planteó como una lucha sin límites, dos equipos bien armados a la ofensiva y con dos abridores con la suficiente esencia para provocar asombros.

El cruce de fuego se hizo sentir de inmediato, Lackey (ganador) con sus envíos retorcidos y de localización, mientras Verlander con la soberbia que le caracteriza empezó a decapitar a los “barbas rojas”.

Inning tras inning los carabineros imponían respeto, pero John fue el primero en abandonar la colina después de 6.2 entradas de 4 imparables y 8 ponches, cuando llegó al rescate Graig Beslow a sacar el último out de la séptima.

Precisamente en ese episodio fue cuando el alud se vino sobre el felino, Justin, quien fue dejado en estado vegetal producto del rayo conectado por Napoli hacia las profundidades del bosque izquierdo que brindó la victoria a Boston 1x0.

¿Quién lo diría? Un solo swing con la suficiente dosis de veneno dejó sin vida a los Tigres. Ese vuelacerca de Napoli será recordado como una de las peores pesadillas del derecho de Detroit, quien en su última salida había dejado sin respiración a Oakland.

Verlander no pasó inadvertido en la lomita, aunque se fue con la derrota, sus numeritos muestran su capacidad. Ocho entradas de cuatro imparables con una carrera y diez ponches, son evidencias irrefutables.

El triunfo de Boston los pone adelante en la Serie de Campeonato de la Americana 2-1 y hoy a partir de las 6 de la tarde en el Estadio Comérica Park de Detroit, van a su cuarto duelo con la pretensión de colocar la espada en el cuello de los felinos.

Los únicos cañonazos de los Medias Rojas fueron salidos de los maderos de Jacoby Ellsbury 4-1, Jonny Gomes 4-1, Stephen Drew 3-1 y Napoli 3-1 con una empujada y anotada. Por los Tigres, Torii Hunter de 4-2 y Víctor Martínez de 4-2.

Jake Peavy está anunciado para soltar disparos por los Medias Rojas, mientras Detroit lo hará con Doug Fister.