•   San Luis  |
  •  |
  •  |
  • MLB.com

Los Cardenales anunciaron que Adam Wainwright será el abridor del Juego 1 de la Serie Mundial a disputarse este miércoles en el Fenway Park de Boston.

Se trata de la cuarta apertura para Wainwright en esta postemporada, y la primera desde que perdió el pasado lunes en el Dodger Stadium.

«Nos encanta tener a Waino en la loma», dijo Matheny el domingo. «Es el lanzador idóneo para que suba a la loma por nosotros. Es quien marca la pauta para este club, especialmente en nuestro cuerpo de lanzadores».

Seguí los deportes con nosotros

Wainwright abrió y cerró la SDLN con victorias sobre los Piratas. En total, Wainwright ha cedido cuatro carreras limpias en 17 hits y otorgado un pasaporte en 23 innings esta postemporada. El derecho ha recetado 20 ponches.

Renunció Leyland

Jim Leyland se despidió del béisbol en la cima.

El piloto de los Tigres de Detroit renunció al cargo el lunes, dos días después de que los Tigres cayeron ante Boston en seis juegos en la final de la Liga Americana.

«Voy a cumplir 69 años», dijo en una conferencia de prensa. «No me avergüenzo de ello. Me siento orgulloso. Pero me estoy quedando sin combustible».

«Este trabajo exige mucho más de lo que cree la gente», añadió.

El piloto llevó a la novena de Detroit a la Serie Mundial dos veces en ocho años, y los Tigres ganaron en tres ocasiones la división Central de la Liga Americana bajo su mando.

Leyland trabajaba con contratos anuales desde hacía un par de años, consciente de que se acercaba el final de su carrera.

Se lleva una foja de 700-597 con los Tigres, a los que llevó a la Serie Mundial en su primer año en el timón. Perdieron con los Cardenales de San Luis en cinco juegos.

Volvieron a la Serie Mundial en 2012, y fueron barridos por los Gigantes de San Francisco.

Este año tenían buenas posibilidades de jugar nuevamente la final, pero su sobresaliente cuerpo de abridores no pudo con la batería de Boston.

«Esta (eliminación) dolió, porque pensé que la dejamos escapar. Fue todo obra del equipo. No hay que culpar a nadie en particular», manifestó. «Esto me va a molestar un buen tiempo».