•   Boston, Massachusetts  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni


Los Medias Rojas de Boston tienen a la ciudad envuelta en la “redsoxmanía”, luego que el equipo más mimado de la ciudad ganara el banderín de la Liga Americana y de paso, pasara a la Serie Mundial de las Grandes Ligas, que inicia mañana en el estadio más antiguo de los Estados Unidos, el Fenway Park.

Los bostonianos han sacados sus banderas de los Medias Rojas para colgarlas en sus ventanas de los apartamentos y en la calles solo se habla del nuevo título mundial que obtendrá el equipo, mientras que los supermercados y tiendas de ropas de la ciudad se han abarrotados de suvenires alusivos al equipo.

La locura de la gente ha llegado a tal punto, que muchos fanáticos han empezado a utilizar barbas falsas para imitar a los jugadores de los Red Sox, quienes han utilizado este nuevo “look”, para atraer la buena suerte al equipo y de esta manera conseguir con este tipo de “agüizote”, otro título de Serie Mundial.  

En las afueras del Fenway Park, una manta hace constar que el equipo es parte de la Serie Mundial 2013, el rótulo se colocó justamente ayer por la tarde, cuando el equipo inicio sus prácticas de cara al primer juego contra los Cardenales de San Luis, el ganador del banderín de la Liga Nacional.

El manager de los Red Sox, Jonh Farrel, anunció durante la práctica que el primer abridor del primer choque será el zurdo Jonh Lester y adelantó que mantendrá la misma alineación que venció a los Tigres de Detroit.

Para los juegos 3, 4 y 5 como visitantes en San Luis, donde no existe el bateador designado por regla de la Liga Nacional, Farrel explicó que moverá a “Big Papi” —David Ortiz—a primera base para no perder poder en la alineación.

Los dos primeros juegos (miércoles y jueves) de la Serie Mundial arrancan en Boston a las 8:07 p.m. hora del Este.