•   Boston  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Los Medias Rojas de Boston tienen a la ciudad vuelta en “redsoxmanía”, luego de que el equipo más mimado de la ciudad ganara el banderín de la Liga Americana y de paso, pasara a la Serie Mundial que inicia hoy en el estadio más antiguo de los Estados Unidos como lo es el Fenway Park.

Los bostonianos han sacado sus banderas de los Medias Rojas para colgarlas en las ventanas de sus apartamentos y en la calles solo se habla del nuevo título mundial que obtendrá el equipo, mientras que los supermercados y tiendas de ropas de la ciudad se han abarrotado de souvenires alusivos al equipo local.

La locura de la gente por el equipo mimado ha llegado a tal punto, que muchos fanáticos han empezado a utilizar barbas falsas para imitar a los jugadores de los Red Sox, quienes han utilizado este nuevo “look”, para atraer la buena suerte al equipo, y de esta manera conseguir con este tipo de “agüizote”, otro título mundial.

En las afueras del estadio Fenway Park, ya se colocó la manta que hace constar que el equipo es parte de la Serie Mundial 2013. La manta se colocó justamente cuando el equipo inició sus prácticas el lunes por la tarde para estar listo al primer juego que enfrentarán ante los Cardenales de San Luis, campeón de la Liga Nacional.

El manager de los Red Sox, Jonh Farrel, anunció que cuando toque jugar los juegos tres y cuatro en la Liga Nacional, donde no existe el bateador designado, moverá a “Big Papi”--David Ortiz--, quien es el bateador designado de los Red Sox, a primera base para no perder poder en el equipo.

Aumentará la seguridad

Por otra parte, el alcalde de Boston, Thomas M. Menino, informo en conferencia de prensa que estará pendiente de todas las personas que lleguen con mochila o bultos al estadio, para eso, se han instalado cámaras alrededor del parque de beisbol para vigilar muy de cerca a cualquier persona sospechosa que circule cerca del Fenway Park.

Además, recalcó que incrementarán la presencia policial, como también en las afueras del estadio. También anunció que trabajarán muy de cerca con la Guardia Nacional para evitar un posible atentado terrorista en la apertura de la Serie Mundial de Beisbol de los Estados Unidos.