•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Ayer, mientras hizo una breve estadía en Nicaragua para sacar su visa costarricense, el púgil René “Chirizo” González, 31

(23 KO)-5-1, masticaba rabia y escupía fuego. Su habitual sonrisa se había borrado de su rostro. Lógico, el humor de un peleador se pone agrio por la pérdida de peso, pero, principalmente, porque quiere saciar su ira contra la humanidad de Bryan “Tiquito”

Vásquez, 31 (17 KO)-1, este sábado en el gimnasio Hatillo de San José.

“Voy a destruirlo. Cuando lo vea lastimado producto de mi golpeo, me iré encima para acabarlo”, aseguró René, quien no pelea desde el 18 de agosto del año pasado en México.

Este sábado 26 de octubre puede ser histórico para “Chirizo”, también para el pugilismo nicaragüense, porque si consigue vencer a Vásquez y se apodera del cetro mundial interino 130 libras AMB, se convertiría en el duodécimo peleador en conseguirlo.

“Estoy muy bien preparado, ha sido el mejor campo de entrenamiento que he tenido en mi carrera, así que esa noche podría ser capaz de pelear 15 rounds, pero algo garantizo a todo el pueblo de Nicaragua, ese cinturón se queda conmigo”, indicó.

González es el favorito para vencer al costarricense, tiene menos movilidad que su rival pero su pegada es más fuerte, y ese es un punto muy valioso. Vásquez planteará su ritmo de pelea a la distancia, será como una avispa que pica y sale, pero será difícil que aguante niveles de presión de un contrincante de estupendo golpeo al cuerpo.

“Yo no sé cómo hará para sobrevivir a mi presión, porque desde que suene la campana saldré a tirar muchos golpes. Si quiero ganar ese cinturón tengo que sofocarlo con tanto ataque”, admite el popular “Chirizo”.

¿Se terminará por nocaut ese combate?

“Creo que sí, ese muchacho se volverá loco con el castigo que recibirá esa noche”. René tendrá en su esquina a los mexicanos Oscar Maldonado y Arturo Cano, así como al nicaragüense Guillermo “Polvorita”

Martínez.