•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Sin duda que uno de los mejores receptores extranjeros que han jugado en la Liga Profesional, es el venezolano Luis Allen, quien ha demostrado su calidad defensiva pero también ha brillado con el madero con los Tigres de Chinandega, monarcas actuales de este torneo.

El cátcher de los felinos registró buenos números la temporada pasada. Su promedio de bateo fue de .322, conectó 6 jonrones e impulsó 49 carreras escoltando a su compañero Yurendel De Caster que terminó como líder de ese rubro con 56. Para el nuevo torneo que inicia este viernes la meta principal es llegar a la final.

“El equipo está bien. La base de jugadores es muy buena, tenemos excelentes pítcheres. Creo que los extranjeros hemos probado que tenemos el nivel para jugar en esta Liga. Siempre en los planes de cualquier equipo está llegar a la final y con la ayuda de Dios esperamos conseguirlo”, comentó Allen vía telefónica.

Allen considera que la directiva felina tomó una buena decisión al extenderle la confianza a los extranjeros nuevamente y a los peloteros nacionales. De los foráneos, cinco de ellos repiten en el plantel: De Caster, Curth Smith, Mathew Rusch, William Vásquez y Allen.

“Creo que es importante siempre tener ese nivel de confianza entre los jugadores. Ya nos conocemos y sabemos el juego de cada uno, me parece que es un punto a favor de nosotros”, agregó el cátcher.

El venezolano no prometió cifras para esta temporada pero aseguró que dará su mayor esfuerzo en el terreno de juego y agregó: “Intentaré ayudar al equipo tanto ofensiva y defensivamente. Siempre las metas personales están allí, trataré de dar lo mejor de mí”.

Por otra parte, Allen no considera favorito al equipo de Rivas, a pesar de que en el papel luce como el equipo más poderoso. “La verdad es que desde el primer día en que inicie la temporada, todos los equipos somos iguales”, señaló. El receptor también dijo que la afición jugará un rol importante en el equipo.

“La fanaticada de Chinandega es la mejor que he visto en el béisbol de Nicaragua, es bastante exigente, pero ¿qué afición no lo es?”, finalizó.