•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

A las puertas del despegue de la novena edición de la Liga de Béisbol Profesional, el Bóer ha recibido malas noticias que obligan a realizar rápidos movimientos en el róster.

En principio, los Reales de Kansas City le negaron el permiso a Cheslor Cuthbert, por fatiga extrema. Cierto que se esperaba su incorporación para mediados de noviembre, pero habrá que cambiar de planes y ver si se puede tenerlo quizá en diciembre. Tal vez.

Otro problema, y prácticamente un “golpe bajo”, es la noticia de la intervención quirúrgica a que fue sometido el lanzador Edgard Ramírez, considerado uno de los principales abridores del club, que mañana debuta contra el Oriental, en Granada.

Gioconda Alvarado, Gerente General del Bóer, confirmó telefónicamente que Ramírez fue operado de la vesícula en un hospital en Miami, donde se encuentra actualmente, y no tienen una fecha prevista para su incorporación al equipo.

A las personas que son operadas de la vesícula se les recomienda reposo y no hacer esfuerzos físicos excesivos en los primeros dos meses de recuperación, y también deben tener una dieta determinada. Si acaso vuelve a la acción, lo haría a finales de año.

Previamente quedó descartado el zurdo Oscar Chow, quien no se presentó a los entrenamientos. Posiblemente su lugar lo ocupe el también zurdo Mario Peña, quien estaba sin equipo una vez que le dio de baja el Oriental.

En su fogueo, el Bóer perdió 8x4 ante los Tigres de Chinandega, en Chinandega; le ganó al Oriental, 7x3, en Managua; y el martes perdió 6x0 ante los Gigantes de Rivas. Aunque no se anotó, tuvieron buen accionar José Campuzano bateando de 4-2, Juan Camilo 3-1, Dwain Fox 2-1. Carlos Sosa, de 3-1 y 2 remolques y Randall Simon de 4-1, con dos empujadas, destacaron en el ataque rivense, indica la nota de prensa del departamento de Divulgación y Prensa de la Empresa Deportiva Bóer S.A.