•  |
  •  |
  • END

Los jóvenes peloteros Cheslor Cuthbert (16 años) y Jen Argeñal (17 años) fueron, a criterio de los scouts que se presentaron este sábado al “Show Case” en el estadio “Roberto Clemente”, de Masaya, los jugadores que presentaron las habilidades más interesantes para que en un futuro próximo puedan ser material humano firmable por equipos de las Grandes Ligas.

A petición de los scouts, el derecho Cuthbert y el zurdo Argeñal iniciaron el round de bateo, dando ambos una excelente demostración de buena mecánica para golpear las pelotas con fuerza hacia cualquier banda. Con unos 20 batazos cada uno, convencieron de su calidad a los observadores.

Posteriormente, los probaron a la defensa, el fildeo y potencia del brazo. Argeñal realizó varios tiros desde el jardín derecho hacia la tercera base y luego hacia el homeplate, mostrando su fortaleza y dirección en cada una de las almohadillas.

A Cuthbert, que es antesalista, le hicieron una serie de batazos de frente, a su izquierda, derecha y un batazo cargado, los que resolvió con suficiente seguridad y los selló con certeros y fuertes disparos a primera base.

Otros dos jugadores de cuadro que participaron en el “Show Case”, pero que no lograron captar la suficiente atención, fueron el parador en corto Edgard Montiel, de 20 años, y el catcher Jonathan Loáisiga.

A los cuatro jugadores de campo les hicieron pruebas de velocidad, corriendo de home a primera base. Cuthbert marcó tiempo de 4:38 segundos, Montiel 4:41; Loáisiga 4:44 y Argeñal 4:46.

En cuanto a los pitcheres, al parecer Guillermo Murillo, Wálmaro Tórrez, Rossman López y Johnny Polanco, de la academia de La Trinidad, no lograron impactar con sus velocidades y variedad de recursos en sus lanzamientos a la decena de scouts que se reunieron para observarlos. Los disparos más veloces, medidos con pistolas de radar, con costo llegaban a las 80 millas.

Juan Mercado, representante de los Cardenales de San Luis para América Latina, expresó que con ese “Show Case” se concluye que en Nicaragua existe talento y a su criterio en un par de años trabajando duro podrán salir más jóvenes con mayor calidad.

De los jugadores de impacto, señaló que casi todos los scouts venían con la reseña en sus libretas del joven Cheslor Cuthbert, quien llenó las expectativas, al igual que Jen Argeñal. “Pero como te dije, en términos generales se trata de un buen grupo de muchachos con los que hay que trabajar a ver qué es lo que pasa”.

Ricardo Heron, scouts de los Gigantes de San Francisco, reiteró que Cuthbert fue el pelotero que más llamó la atención, y a su juicio debe ser un jugador a firmar para el próximo año.

Sobre la calidad observada en estos muchachos, indicó que el problema radica en que países como Nicaragua y demás de esta región, el béisbol no se juega mucho, hace falta más apoyo, sobre todo de la empresa privada, para lograr óptimos grados de desarrollo, “por eso vimos hoy (ayer) una presentación por debajo del average que hubiésemos querido ver”, sostuvo.