•   San José. Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La ceremonia de pesaje oficial realizada ayer tarde en un auditorio del hotel Park Inn, fue la última oportunidad que tuvieron el nicaragüense René “Chirizo” González, 31 (23 KO)-5-1, y el costarricense Bryan “Tiquito” Vásquez, 31 (17 KO)-1, de estar muy cerca, con el aliento en sus narices, pero sin llegar a la violencia.

Era el momento de guardar la furia un día más y posar para las cámaras. El primer obstáculo lo superaron al marcar 130 libras exactas ambos púgiles, dejando avalado el duelo por el cinturón mundial superpluma interino de la AMB.

Todas las habladurías son parte del pasado, de la antesala de un combate que ha generado cierto interés por la rivalidad que han sembrado ambos peleadores, y que algunos “fanáticos” de la política no dejan de asociarlo con el problema limítrofe de Nicaragua y Costa Rica.

“Yo estoy muy confiado, con la mentalidad en la pelea, en ese anhelo de coronarme y llevar júbilo a mi país. Voy a atacarlo desde que suene la campana que no sabrá qué hacer”, indicó “Chirizo” González, después de rehidratarse para recuperar las fuerzas y las libras perdidas para marcar la categoría.

El combate de René contra Bryan es el estelar de una cartelera compuesta por siete enfrentamientos, y que además tendrá la presencia de otro nicaragüense, Winston Campos, contra el venezolano Ismael Barroso en 135 libras y en nueve asaltos.

“Ya superé un gran enemigo, la báscula, ahora estoy listo para subir al ring y hacer mi trabajo. Muchos van a sorprenderse esta noche, porque si creen que voy a correrme se equivocan, haré una pelea inteligente para coronarme, aunque sé que René es un oponente difícil”, indicó Vásquez.

¿Qué podría pasar? Sin querer entrar en el terreno de los pronósticos, es indudable que René salta como favorito a este combate. No se trata de menosprecio al tico, pero el nica trae una gran preparación, tiene un boxeo agresivo, castiga fuerte la zona abdominal y no escatima empuje para cazar a su rival. El olor a nocaut rondará esta noche, pero a favor del “Chirizo”.

El costarricense tiene su estilo de boxeo fundamentado en su habilidad de piernas y rapidez de manos. Su jab es su punta de lanza y lo combina con su volado de derecha. El aspecto punch no está en su menú, de manera que posibilidades de victoria se traducen en la decisión. El choque podría andar entre las 10:30 y las 11:00 p.m.