•   París, Francia  |
  •  |
  •  |
  • Agencias

Un impecable David Ferrer dejó en el camino a Rafael Nadal por 6-3 y 7-5 y definirá el Masters 1000 de París con Novak Djokovic, que dio vuelta la historia ante Roger Federer y sigue con chances, aunque mínimas, de terminar el año como n.° 1 del mundo. Será el duelo entre dos jugadores en racha: el español, con nueve triunfos seguidos en el torneo, tras su título de 2012; el serbio, con 16 victorias al hilo, desde la caída en el US Open.

Ferrer sumó 10 winners más que el mallorquín (29 contra 19), cinco errores menos (20 frente a 25) y presentó mejores porcentajes al servicio, pero más allá de los números mostró una agresividad permanente y plena concentración en su juego, sacando adelante momentos clave y soportando los embates de quien le había ganado los últimos nueve enfrentamientos (y que dominaba el historial por 20-4).

Ferrer quebró el servicio de Nadal para irse arriba 3-1, y luego se adjudicó el primer set con una volea de derecha. En la segunda manga, aprovechó un error de su compatriota español, que mandó una derecha afuera, para tomar ventaja de 2-1.

Ferrer, campeón defensor del torneo, levantó cinco puntos de quiebre en el segundo, antes de apuntarse la victoria con un winner de derecha.

Ferrer había perdido en nueve ocasiones consecutivas ante Nadal, incluyendo la final del Abierto de Francia de este año, y no lo había vencido en casi tres años.

Djokovic fue de menor a mayor para doblegar 4-6, 6-3, 6-2 a Federer para firmar su 16to triunfo al hilo.

Al suizo le resultó todo sencillo al comienzo. Al igual que en el primer parcial del viernes, Roger se sintió cómodo, tomó las riendas, se adelantó 3-1 y nunca más cedió esa ventaja, para quedarse con el set inicial gracias a sus cambios de ritmo, luego de levantar cuatro break points y aprovechando que el serbio ganó el 46% de los puntos con su segundo servicio.

Sin embargo, el rumbo cambió a partir de allí. El hombre de Belgrado comenzó a dominar desde el fondo de la cancha, sus tiros comenzaron a herir y se quedó con los sets siguientes por 6-3 y 6-2. En total, el ganador sumó 27 tiros ganadores y 27 errores no forzados, en las dos horas exactas que duró el partido. Pero la balanza se inclinó con el suizo, que sumó 23 winners y 37 errores no forzados, gran parte de ellos sobre el final. Ambos tuvieron la misma efectividad con los break points: 40%. Pero mientras Djokovic aprovechó 4/10 el suizo apenas concretó 2/5.

El serbio ya logró cinco títulos en esta temporada, incluido el Abierto de Australia, mientras que Federer, en contrapartida, sufre con una sola copa (Halle) y una caída clara en el ranking, donde se ubica 6º. Djokovic, además, viene de obtener los dos últimos torneos que jugó, en Pekín y Shanghai. Por su parte, el suizo perdió la única final de Masters 1000 a la que llegó en 2013, en Roma.