•   Boston  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

David Ortiz, quien se encontraba celebrando a lo grande cuando ingresamos al ”Club House” de los Red Sox de Boston, en el Fenway Park, dijo sentirse muy feliz porque el equipo tuvo que esperar 95 años para poder ganar en casa nuevamente el banderín de las Grandes Ligas.

“Qué te puedo decir, me siento súper contento por celebrar en casa, esto no se vive todos los días”, apunto “Big Papi” cuando le consultamos qué significaba celebrar en casa el gane de la Serie Mundial después de tanto tiempo.

Ortiz, que en ese momento vivía la celebración junto con sus demás compañeros --los cuales parecían que no habían parado la fiesta de celebración desde que ganaron el juego número 6 antes los Cardinales de San Luis 6x1 y el cual los coronó campeones de la Serie Mundial de las Grandes Ligas el pasado miércoles--, agradeció a todos sus seguidores hispanos por el apoyo brindado hacia su persona.

“Quiero decirle a todos los hispanos, gracias por su apoyo incondicional, yo siempre continuaré haciendo mi trabajo para que se sientan muy orgullosos de sus raíces”, expresó el pelotero dominicano, quien fue llamado por los coordinadores del desfile en medio de nuestra entrevista para que saliera al terreno de juego a saludar a sus fans. Una vez que se inició el recorrido y la caravana salió del estadio de pelota Fenway Park, eran visibles los cientos de miles de fanáticos de los Medias Rojas de Boston que estaban apostados en las principales calles de la ciudad para saludar al equipo que les dio el gane al banderín de las Grandes Ligas.

Los jugadores, que se transportaron en los famosos “DuckTrucks”, camiones anfibios que sirven de transporte turístico para mostrar los principales lugares emblemáticos de la ciudad de Boston, no dejaron de saludar y de grabar en sitos, el aprecio que las personas le mostraron a lo largo del recorrido.

Muchos de los seguidores de los Medias Rojas portaban pancartas y afiches donde se leía lo agradecido que estaban con el equipo por haber conseguido el triunfo que desbordó a toda la ciudad en algarabía. En una de las tantas pancartas que la gente portaba se leía: “Big Papi for Mayor” --Big Papi para alcalde--, haciendo alusión a los próximas elecciones municipales que celebrarán en Boston el próximo 5 de noviembre, y donde la gente elegirá al alcalde que sustituirá al actual edil Thomas M. Menino, quien ha estado al frente de la comuna por más de 24 años, y por razones de salud ha decidido no postularse para estas elecciones. El desfile culminó después de que los camiones anfibios navegaran parte del famoso “Charles River”, donde una gran cantidad de fanáticos se apostaron a la par y en los puentes del río para saludar a su equipo mimado.