•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Los Tigres del Chinandega, ahora sin manager, siguen sin encontrar el camino al triunfo. Ayer cayeron por sexta vez en la Liga Profesional a manos del veterano Diego Sandino, quien como un zorro, dibujando sus envíos al home, maniató a los felinos en cuatro hits, sin carreras, en siete entradas, y guió al Oriental a un triunfo cómodo de 9x0 en el “Efraín Tijerino Mazariego”.

La situación que vive el Chinandega es más que alarmante. En sus últimos tres juegos, o sea en 27 entradas, solo anota una vez, permiten 19, y casi que conectan un hit cada dos innings. Con esa ofensiva, da la impresión que es una broma recordar que este es el actual campeón de la Liga Profesional.

Anoche en su estadio volvió a patinar. El abridor de los Tigres, Paul Estrada, ni siquiera tuvo respiro, pues admitió carreras desde la primera entrada por doble de Moisés Flores, sencillo remolcador de Jimmy González, otro hit de Wellington Dotel y rola al cuadro de Ronald Garth, pero que puso un 2x0.

Oriental sumó la segunda carrera en el tercer episodio con infield hit de Renato Morales, sacrificio de Flores, infield hit de Jimmy y rola al cuadro de Dotel para el 3x0. Mientras, Diego se lucía ante la ofensiva de los Tigres, dejándolos en apenas dos imparables hasta la baja del sexto, salidos de los maderos de Marvin Martínez en el primero y otro de Jem Argeñal en el tercero.

Para ese sexto, Granada definió el partido con un rally de cuatro carreras por boletos consecutivos a Jimmy, Dotel y Garth, este último otorgado por el primer relevista Jacinto Carrero, y sumaron dos imparables, incluido el remolcador de dos carreras de Luany Sánchez.

Y en el séptimo, en una demostración de lo mal que está el bateo de los Tigres, llenaron las bases sin out ante Sandino, por infield hits seguidos de Yurendel De Caster y de Esteban Ramírez, luego recibió base Edgard Montiel, pero falló en elevado Argeñal y bateó para doble play Mesac Laguna.

Las últimas dos carreras las hizo el Oriental en el octavo, con jonrón de dos carreras de Yadil Mujica frente al relevista juvenil Jesús Garrido. Al final, los Tigres dispararon 7 imparables contra 11 del Granada. Ganó Sandino (1-2), que necesito los relevos de Braulio Silva de dos episodios sin carreras y tres hits.