•   Granada, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

¿Cuál será el antídoto para que ganen los Tigres? Ni su nuevo mánager, Cairo Murillo, lo pudo encontrar anoche en el estadio “Roque Tadeo Zavala”, de Granada, donde el Oriental se impuso 5x4 a Chinandega, que sigue en la lona sin poder levantarse, ocupando el sótano de la Liga Profesional con 7 derrotas y apenas una victoria.

Debutó el dominicano Marino Salas por el Oriental y puede sentirse orgulloso por adjudicarse la victoria, aunque el inicio del partido no fue tan lindo como quizá se lo imaginó. Los Tigres atacaron desde el arranque del partido con doble de Luis Allen que remolcó a Marvin Martínez, quien se embasó por imparable.

La reacción de Granada no se hizo esperar e inmediatamente en el cierre del primer episodio le enviaron un rápido mensaje a Wilder Rayo, pitcher perdedor del partido. Renato Morales fue golpeado, Moisés Flores se ponchó tirándole, Jimmy González falló en elevadito a la intermedia, y cuando parecía que la situación estaba controlada para el abridor felino apareció Wellington Dotel para conectar cuadrangular por el jardín izquierdo para poner la pizarra 2x1.

Sin embargo, los felinos se esmeraron por presentar batalla y empataron el partido en el segundo episodio por elevado de sacrificio de César Díaz que remolcó a Esteban Ramírez. La alegría duró poco porque los sultanecos recuperaron la ventaja 3x2 por doble de González, anotó Morales quien había conectado hit.

Hit impulsador del veterano Adolfo Matamoros en el cuarto inning igualó el encuentro otra vez a tres carreras, pero Dotel se esmeró en ser el cazador de los Tigres y sacó a relucir su arsenal de bateo nuevamente, conectando doble que impulsó a Renato y JImmy en el quinto inning para tomar ventaja de 5x3, que solamente se alteró en el sexto cuando Chinandega sumó su última anotación para poner cifras definitivas.

En el montículo desfilaron por los Tigres después de Rayo, Júnior Téllez, Isidro Pantoja, José Luis Sáenz y Adolfo Flores. Salas lanzó 6 entradas y fue relevado por Julio César Ráudez que lanzó el séptimo y fue explotado por doble de Luis Allen cuando había dos outs. Entró Carlos Morla quien resolvió la entrada y lanzó el noveno para adjudicarse juego salvado. Dotel impulsó cuatro carreras.