•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La ilusión era la principal estrella que irradiaba el rostro del púgil capitalino Carlos “Chocorroncito” Buitrago, 27 (16 KO)-0, que ayer emprendió su viaje para afrontar el principal reto de su carrera profesional, enfrentar el sábado 30 de noviembre a Merlito Sabillo, 23 (12 KO)-0, en Manila, Filipinas, un país que fue severamente golpeado hace unos días por el tsunami Haiyan, que ha dejado más de 10 mil muertos.

Sin embargo, aún con la situación difícil que atraviesa ese hermano país, la promotora ALA Promotions mantuvo su decisión de organizar la batalla por la supremacía en la categoría mínima (105 libras) OMB, de manera que Buitrago empacó maletas, y forrado de seguridad combatirá frente a un rival invicto, que hará su primera defensa del fajín regular.

A los nicaragüenses se unirá el entrenador cubano Osmiri Fernández, de la promotora Dream Team, que maneja la carrera internacional de Carlos. “Voy lleno de confianza, dispuesto a ganar esa pelea y traer el cinturón regular de las 105 libras. Mi objetivo es poner en alto el nombre de mi país, por eso me preparé muy bien, para lucirme”, indicó Buitrago.

Durante su fase de adiestramiento en Nicaragua, “Chocorroncito” realizó intensas sesiones de guanteo con Román “Chocolatito” González, el prospecto del boxeo aficionado Melvin López y Róger Collado, entre otros peleadores que ayudaron a su trabajo de acondicionamiento físico.

“Yo sé que no será sencilla mi pelea en Filipinas, pero tengo confianza en mis habilidades. Tomaré la iniciativa desde que suene la campana, tengo más pegada y soy más rápido que Sabillo, así que por cualquier vía impondré mi estilo”, afirma.

El campeón mundial asiático es de guardia zurda, tiene como principal argumento su constante disparo de derecha que gusta combinar con su larga izquierda, pero no es un peleador fuera de serie.