•   Madrid, España  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Barcelona se mantiene sólido en el liderato de la Liga Española, tras golear al Granada superando la ausencia de Lionel Messi (4-0); igual Real Madrid, que desató su poder ofensivo en Almería cuando Cristiano Ronaldo pidió el cambio (0-5); mientras que el Atlético de Madrid vapuleó

al Getafe (7-0).

Comenzó una nueva etapa de dos meses que superar para un nuevo Barcelona sin el argentino Messi, lesionado, y con bajas importantes como Víctor Valdés en portería, el brasileño Dani Alves en el lateral derecho y Xavi Hernández en el centro del campo. Y lo superó con goles pero poco fútbol el equipo del “Tata” Martino que firma 40 de los 42 puntos posibles.

Abrieron el camino de la goleada dos penaltis marcados por Andrés Iniesta y Cesc Fábregas. Frenaron el ímpetu de un Granada que, amparado en el buen golpeo de Piti, buscó el gol y hasta fue detenido por el travesaño de la portería esta vez defendida por Pinto. Neymar era el encargado de hacer de Messi. Jugó en su posición, pero no tuvo su mejor tarde. Asistió al chileno Alexis Sánchez para que marcase el tercero picando el esférico a la salida de Roberto. Y también lo hizo Cesc a Pedro para cerrar el triunfo ante un rival asfixiado en inferioridad numérica por la expulsión del chileno Iturra.

Respondieron bien los perseguidores del líder. El Atlético de Madrid se levantó de su pequeño tropiezo en Villarreal, imponiendo su fuerza en un derbi madrileño con un solo color, el rojiblanco, ante un Getafe víctima de su defensa y de la expulsión a los 41 minutos de Juan Valera en la vuelta a la que fue su casa.

Firmó la mayor goleada de la temporada. Dobletes de David Villa y Raúl García, con Diego Costa descansando tras superar una lesión muscular hasta que el “Cholo” Simeone le dio unos minutos y los aprovechó con una chilena espectacular. El Getafe fue un juguete en manos del Atlético. Sin licencia para fallar viajó el Real Madrid a Almería y atacado también por el “virus FIFA”. Carlo Ancelotti apostó por un nuevo sistema, 4-2-3-1, para hacer compatibles a Asier Illarramendi y Xabi Alonso.

Le dio más equilibrio y el principal beneficiado fue Diego López, que dejó su portería a cero por tercer partido en catorce jornadas. Desequilibró pronto el duelo Cristiano Ronaldo. Insaciable en el mejor momento de su carrera. Pero tuvo que parar por un aviso muscular. 52 minutos estuvo sobre el campo. Poco más aguantó el físico a un Almería que se desplomó y acabó goleado. Benzemá marcó en su partido 200, Morata aprovechó sus minutos, Isco se reivindicó jugando en su posición y Gareth Bale también hizo su tanto (0-5).

Fue un sábado goleador. 23 goles en cuatro partidos. Siete se repartieron Real Sociedad y Celta en un bello duelo en Anoeta. Remontó el conjunto gallego, que muestra su mejor cara a domicilio, con doblete del brasileño Rafinha y llegó a ponerse con dos tantos de ventaja (1-3). De nada le sirvió ante la exhibición goleadora del mexicano Carlos Vela. Firmó los cuatro tantos de su equipo para meter a la Real en posiciones

europeas (4-3).