•  |
  •  |

¡Qué alegrías brindan los niños! Durante esta semana, esos pequeñitos que visten con orgullo la camiseta de la Selección de Nicaragua han dejado alma y corazón sobre el terreno de juego en el Torneo Panamericano de Béisbol Infantil A.

Esta mañana, después del partido por el tercer lugar entre México y Panamá a las 8:30 en el estadio de Enel Central, Nicaragua enfrentará a Venezuela por la medalla de oro. Los pinoleros ya han saboreado derrotar a los venezolanos; precisamente fue ayer que el conjunto nacional logró ese triunfo, con pizarra de 4x2, para acceder a la final.

¿Por qué Venezuela es el finalista si perdió ayer? La respuesta es sencilla. El conjunto sudamericano estaba invicto con 6-0 y con la derrota tiene 6-1. Nicaragua con el triunfo quedó con 6-1 y México, que perdió ayer 6x4 contra Panamá, acumuló 5-2, desactivando cualquier posibilidad de triple empate, que habría favorecido a los aztecas por el criterio de más carreras anotadas.

El triunfo de este sábado ante los venezolanos no fue fácil. Se sufrió hasta el final y hubo que esperar que el terreno prestara las condiciones, porque el partido se suspendió por un buen momento debido a la lluvia. Nicaragua se fue adelante 1x0 en el tercer episodio. Milton Oconor conectó doble, avanzó a tercera por imparable de Léster Medrano y anotó por elevado de sacrificio de Róger Leytón.

En el cuarto inning, Venezuela emboscó al abridor Kent “Big Papi” Cleban y, con hit de Moisés Ballesteros remolcador de dos, tomó la delantera 2x1. Sin duda la preocupación empezó a rondar en la madriguera de los nicas, pero estos pequeños han demostrado tener garra y valor para levantarse de las adversidades y la historia del partido aún no terminaba.

Nicaragua sacó la casta en el sexto episodio y volteó la pizarra. Elian Rayo y “Big Papi” recibieron bases por bolas seguidas; Axel Morán fue ponchado; Carlos Valle se sacrificó para hacer avanzar a los corredores, y de inmediato apareció el héroe del día, Oconor, quien con doble impulsó dos carreras

para el 3x2.

En ese momento esa carrera fue como un balde de agua fría para Venezuela, que no pudo calentarse para cambiar el libreto. Nicaragua confirmó el boleto a la final sumando una carrera en el séptimo inning, que puso el definitivo marcador 4x2.

Ganó Morán lanzando las últimas 2.2 entradas sin permitir anotaciones. Cleban se mantuvo en el montículo durante 4.1 innings y permitió 5 hits y las dos anotaciones de los venezolanos. El pitcher perdedor fue Jhexander Valladares, quien permitió la tercera y cuarta carreras de Nicaragua.

Esta mañana en la final, independientemente del resultado que consigan los nicas, desde ya son campeones; las alegrías que nos han regalado tienen un valor incalculable.