•   España  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El pincel de Neymar hechizó, asombró y electrizó, impulsando al Barsa a una victoria por goleada 6-1 sobre el antes incómodo Celtic escocés, sellando su boleto para Octavos en la Champions 2013-2014. El crack brasileño marcó 3 goles en 14 minutos, superando el tiempo de 17 que utilizó Messi en otra edición de la misma competición, y agregó una asistencia a Pedro, en su primer noche de ribetes espectaculares en el más exigente evento de fútbol en el planeta.

Se necesitaba urgentemente que el Barsa enviara señales de restauración después de aquellas dos derrotas consecutivas, una en la Champions con el Ajax y otra en la Liga, y eso ocurrió ayer frente a un equipo que en la mayoría de enfrentamientos recientes lo ha complicado. Un Barsa muy funcional, con Busquets imponiendo su firmeza y Neymar desequilibrante.

El primer gol fue de Piqué a los 6 minutos, aumentó Pedro a los 39, y estiró más Neymar en el 43. En el segundo tiempo, continuó Neymar estableciendo el 4-0 a los 47 minutos, y humeante, amplió 5-0 en el 57. Tello marcó el sexto en el 71, y Samaras a los 87 evitó el cero de un Celtic ya masticado.

Con Messi todavía distante de regresar a la trinchera, la responsabilidad que Neymar carga sobre sus espaldas es mayúscula, y el brasileño ha respondido en todos los aspectos del juego, sobre todo tratando de ser “brújula”, y entregando pelotas. Su facilidad para el gambeteo, típico de los brasileños, y ese descaro para tomar riesgos en diferentes gestiones, le han permitido captar el apoyo del público y el reconocimiento de los expertos.

Neymar se ha observado despreocupado por las exigencias que le plantean y las críticas que se fabrican. Tiene esa alegría en el despliegue de su talento, que caracterizó a Romario, Ronaldo y Ronaldinho, y consecuentemente no se siente aguijoneado por la presión.

La exhibición ofrecida por Neymar en esos 14 minutos de inspiración divina frente al Celtic, puede ser más constante en vista del atrevimiento que ha mostrado, desprovisto de complejos y de inhibiciones. No hay duda de que sin necesidad de entrar en comparaciones, sin ser una aproximación de Messi ni pretenderlo, Neymar ha superado los cálculos más optimistas.

¡Qué bueno para el Barcelona!

 

dplay@ibw.com.ni