•   Marruecos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Atlético Mineiro, clasificado de forma directa a semifinales del Mundial de Clubes, inicia su participación contra Raja Casablanca, campeón del país organizador, hoy en Marrakech, con la intención de hacer historia y dar a Brasil su quinto título.

Cuando el equipo brasileño esperaba al Monterrey en semifinales, el cuadro mexicano fue derrotado en cuartos por el campeón marroquí por 2-1, con un gol en la prolongación.

El Atlético Mineiro quiere inspirarse en el Sau Paulo (2005), el Inter de Porto Alegre (2006) y el Corinthians (2012), que ganaron el Mundial sin ser favoritos ante los equipos europeos.

Pero para enfrentarse en la final con el Bayern Munich, que ganó (3-0) en semifinales al Guangzhou Evergrande chino, el Atlético Mineiro debe primero salvar el obstáculo del Raja Casablanca.

Para ello cuenta con una delantera de lujo formada por los internacionales Ronaldinho, Jo y Diego Tardelli.

“El Raja Casablanca es un equipo que juega cerrado, se queda con la bola en el pie y rara vez dispara. Vamos a tener que usar la calidad de cada uno para intentar superar esa muralla defensiva”, señaló Diego Tardelli.

Ronaldinho, la estrella del Atlético Mineiro, llega seguramente al Mundial de Clubes con ánimo de revancha, después de haber perdido la final de la edición de 2006, cuando jugaba en el Barcelona, contra el Internacional de Porto Alegre (1-0).

La estrella brasileña ha ganado la Libertadores con Atlético Mineiro en 2013, la Copa América de 1999, la Copa de las Confederaciones de 2005 y el Mundial Sub-17 de 1997, pero desde niño sueña con lograr el Mundial de Clubes, al haber crecido en el Gremio de Porto Alegre y su título Intercontinental de 1983.

El Raja Casablanca, que cambió de entrenador una semana antes del inicio de la competición, ocupando el puesto el tunecino Faouzi Benzarti, es noveno en la liga marroquí de este año, y pasó muchos problemas para derrotar al Auckland City en el duelo preliminar (2-1) de la competición.