•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Hay una frase célebre que dice: “Unas veces se gana, otras se pierde, pero esta vez no estoy dispuesto a perder”. Con esa consignan juegan los Tigres cada partido en la Liga Profesional, no hay tiempo para el mañana, cada día es ganar o ganar con el fin de alcanzar ese tercer lugar que les brinde el boleto a las semifinales.

Anoche, en Chinandega, los Tigres, comandados por el “encendido” William Vásquez, quien bateó de 4-3, con dos jonrones y cuatro carreras impulsadas, más jonrón de Jem Argeñal, atacaron sin piedad a los temibles Gigantes, y los derrotaron 10x7.

Vásquez se apoderó del liderato de bateo con .357, diez centésimas sobre el promedio de Jimmy González (.347). Llegó a cuatro jonrones, igual que Argeñal.

José Fragoso, quien salió sin decisión, fue atacado por el bateo felino. Abrió juego con ventaja de 2x0 por jonrón de Randall Simon con uno en circulación en el despegue. Los sureños aumentaron a 4x0 la ventaja en el tercer inning, impulsando Darrel Campbell (hit) y Ofilio Castro (hit).

En el cierre del tercero, iniciaron los primeros rugidos de los felinos. Con dos outs, Vásquez conectó jonrón con Jen Argeñal a bordo para estrechar las acciones 4x2, mientras que el ganador del partido, Francisco Cruceta (3-0), sorteaba las dificultades.

Fragoso, atacado solamente por el jonrón de Vásquez, sintió la tormenta del descontrol en su brazo. En el cierre del cuarto episodio, la brújula se le perdió y se fue explotado tras ceder pasaportes seguidos a Esteban Ramírez y a Dazzy Sharp.

Relevó Berman Espinoza (2-1), pitcher perdedor, y no pudo apagar el fuego. Permitió cuatro de las seis carreras que anotó Chinandega para darle vuelta a la pizarra 8x4. Jordan Pavón y Luis Allen impulsaron dos carreras cada uno, mientras que Ramírez y Vásquez remolcaron una con imparables. Espinoza se fue del montículo tras el cañonazo de Allen, lo sustituyó Wilbert Bucardo, quien permitió el hit de Ramírez, e inmediatamente se fue a las duchas culminando el episodio Marlon Altamirano. Fue un rally de seis carreras que sentenció el partido.

En el sexto inning, los sureños enviaron señales de remontada. El dominicano Carlos Sosa y Simon ligaron imparables seguidos, avanzaron por wild pitch, y Sosa anotó por hit de Dwight Britton, quien se robó segunda; Justo Rivas se ponchó, Elmer Reyes llenó los costales por boleto, y Ramón Flores impulsó dos con hit al jardín izquierdo para estrechar la pizarra 8x7. ¡Qué difícil es derrotar a los sureños! Cuando parece que están muertos, sacan el cuerpo del ataúd para responder e intentar levantarse de una derrota.

Altamirano fue estremecido en el sexto por jonrones seguidos de Jen Argeñal y de Vásquez, su segundo de la noche, que puso cifras finales al partido. El pitcher sureño fue relevado por Carlos Pérez Estrella, quien lanzó 1.2 entradas y culminó el partido Douglas Solís (1.1).

La labor de Cruceta fue discreta a pesar de ganar el partido. Lanzó seis entradas con siete carreras limpias, permitió un jonrón y 11 imparables, y ponchó a siete. Jacinto Carrero tiró los últimos tres episodios, adjudicándose juego salvado.