•   Rivas, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

¿Alguien sospechaba que los Tigres rugieran de la forma como la hacen? Difícil, ni su mismo directivo Enrique Gasteazoro se sentía emocionado con su tropa en esta Liga Profesional. No obstante, los chinandeganos han levantado su perfil, y con la victoria de anoche en el Estadio “Yamil Ríos”, con marcador de 9x5 frente a los Gigantes, han subido un peldaño y ahora son dueños del tercer lugar por encima del Oriental.

Los felinos salieron ayer dispuestos a no dejarse robar la iniciativa, poco importaba que el abridor de los sureños fuera Elvin Orozco (3-2), dueño de pitcheos de gran velocidad y rompimiento, y en apenas 2.2 inning le arrancaron el brazo con 5 metrallazos, 3 carreras, un ponche y 2 bases por bolas para cargar con el revés.

El triunfo de los occidentales no solo fue como una bofetada al equipo de mayor presupuesto de la Liga, sino que agrega drama a la lucha por la clasificación a la semifinal. Ahora los Tigres dejaron su balance en 16-21, mientras que el Oriental bajó al cuarto puesto con registro de 16-22.

La victoria del equipo que dirige Cairo Murillo se empezó a tejer en el tercer capítulo, Emanuel Meza y Jem Argeñal dispararon sencillos, Edgar Montiel negoció base para llenar las bases, situación que aprovechó Esteban Ramírez para conectar cohete al bosque izquierdo que conjugado con error produjo tres carreras, posteriormente imparable de Dazzy Sharp trajo la número cuatro.

Un solo operativo puso base sólida a las aspiraciones de los felinos, que agregaron la quinta en el inning cinco, empujada por doblete de Montiel y anotada por el venezolano William Vásquez. En el cierre del mismo, Carlos Sosa estrechó la pizarra con doble productor de dos.

Pero los Tigres contragolpearon de inmediato en la alta del sexto con dos anotaciones que produjo Luis Allen con tubey para poner el score 7x2. Los Gigantes no se quedaron atrás y encabezados con triple de Darrell Campbell (impulsa dos) fabricaron tres carreras para dejar el marcador 7x5.

Finalmente los chinandeganos volvieron a pisar el pentágono en el octavo con dos más, que fueron con el sello de Allen, quien disparó doblete.

El partido lo inició por los Tigres José Piña (2-2), quien durante 8.0 episodios permitió 11 cañonazos, 5 anotaciones, 2 bases y 4 ponchetes. Lo relevó Horace Rigby 0.2 entradas y cerró Junior Téllez.

William Vásquez bateó de 3-2 con dos bases por bolas y dejó su promedio en 364 (143-52), además de extender su racha a 19 juegos bateando de hit, la más larga de esta campaña, porque Sandor Guido (Bóer) la dejó en 17.