elnuevodiario.com.ni
  •   Barcelona, España  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Después de que se haya cumplido justo un año desde que el Barcelona anunciase una triple renovación, la de Xavi, Puyol y Messi, el presidente del equipo catalán, Sandro Rosell, acaba de anunciar que Andrés Iniesta ampliará su contrato hasta el 2018, con opción a dos años más.

A pesar de que el Barcelona amplió el año pasado de una tacada a tres de sus jugadores más importante, la llegada de Neymar al equipo ha motivado que el contrato de Messi vuelva a sacarse otra vez del archivador para reformularse a favor del argentino en breve.

Así lo ha dejado entrever hoy el presidente azulgrana, quien a la vez que celebraba la firma de la ampliación de Iniesta, que se producirá el próximo lunes, día 23, admitía que Messi -"como mejor jugador del mundo", ha dicho- debe ser el mejor retribuido, dando a entender que, posiblemente con la llegada del brasileño, ha dejado de serlo o, quizá, también tras la reciente ampliación de contrato de Cristiano Ronaldo por el Madrid.

A pesar de que Messi regrese otra vez a la mesa de negociación, después de que hace un año volviese a renovar su contrato, el barcelonismo celebra hoy que uno de sus jugadores más queridos y respetados, como es Iniesta, pueda llegar a acabar su carrera en el equipo que, después de las categorías inferiores del Albacete, le ha brindado la oportunidad de vivir su sueño.

Iniesta (Fuentealbilla, 11 de mayo de 1984) es una de las perlas de la cantera azulgrana y uno de los jugadores más queridos por la afición barcelonista, aunque este aprecio se extiende también en su dimensión como jugador de la selección española desde que su gol en Suráfrica hace tres años dio a España el Mundial.

El centrocampista azulgrana tenía contrato hasta el 30 de junio del 2015, pero después de retener por más temporadas el Barcelona a sus mejores hombres el año pasado, así como a Sergio Busquets, que renovó en verano hasta el 2018, y perder casi definitivamente a Valdés, el conjunto catalán ha hecho lo posible por contar tres años más con Iniesta.

El jugador manchego, que el año que viene cumplirá 30 años, no está atravesando su mejor momento de forma, aunque se encuentra en la línea de todos sus compañeros, que a pesar de estar haciendo los deberes en la Liga, Copa y Liga de Campeones, aún no han afianzado el mejor juego que saben poner en acción.

No obstante, a pesar de los altibajos, Iniesta sigue siendo una temporada más inamovible en el equipo titular, donde se reparte el dominio del centro del campo con los habituales Sergio Busquets y Xavi Hernández.

Andrés Iniesta deberá dar un paso agigantado dentro del equipo esta temporada o quizá la siguiente ya que, tarde o temprano, deberá producirse el cambio de galones con Xavi Hernández, a quien el entrenador tiene como uno de los fijos en las rotaciones para no quemar al de Terrassa, con un historial ya muy pesado de partidos en sus piernas.

Tanto Xavi como Carles Puyol fueron dos de los jugadores a los que el año pasado el Barcelona amplió el contrato hasta el 2016, justo en un momento en el que la entidad necesitaba más de ellos por la recaída en la enfermedad de Tito Vilanova, cuyo tercer golpe el pasado verano le ha apartado definitivamente del banquillo.

A pesar de la confianza que el club sigue teniendo en ambos, el rendimiento del defensa está muy lejos del que ha ofrecido en sus mejores actuaciones, ya que no acaba de superar unos problemas que cada vez le están jugando peores momentos, puesto que no sólo se ha caído del equipo titular, sino de las convocatorias para someterse a descansos.

Más recorrido parece tener Xavi, pero el segundo capitán ya empieza a aceptar de buen grado no participar en todos los partidos, ni en todos los minutos en los encuentros que juega, para poder ser útil al equipo en los momentos clave, debido a la fatiga que debe soportar el de Terrassa por tantos años en el nivel más alto de la competición, tanto con el Barça como con la selección.