elnuevodiario.com.ni
  •   Los Ángeles, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El estadounidense Floyd Mayweather fue la gran figura del boxeo mundial en 2013, un año en el que también destacaron otros guerreros del encordado como el argentino Sergio Martínez, el cubano Guillermo Rigondeaux y el incombustible veterano Bernard Hopkins.

Mayweather selló el año con dos victorias contundentes ante Roberto 'Fantasma' Guerrero y Saúl 'Canelo' Álvarez, para mantener su invicto en 45-0 y reafirmarse como el gran capitán de la industria de los puños al generar cifras por encima de los 200 millones de dólares en ganancias totales.

De esa cantidad, el púgil de Grand Rapids (Michigan) ingresó cerca de 75 millones en su cuenta particular, para convertirse en el deportista mejor pagado de Estados Unidos en 2013.

En mayo, Mayweather regresó al ring después de un año de ausencia, que incluyó ocho meses en una cárcel de Las Vegas por violencia doméstica, para derrotar por decisión unánime a su compatriota 'Fantasma' Guerrero en defensa de su título de peso welter del Consejo Mundial de Boxeo (CMB).

Cuatro meses después le dio otra lección de boxeo al impetuoso 'Canelo' Álvarez, la gran esperanza mexicana que resignó de forma unánime sus coronas de las 154 libras del CMB y la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) ante un Mayweather que a sus 36 años parece indestructible.

"Estoy en la cima. Soy la cara del boxeo y estoy dedicado a mi oficio. Yo soy el 'Money' y hago ganar montones de dinero a mucha gente", subrayó Mayweather después de ese pleito.

En la mira del estadounidense se coloca de nuevo el filipino Manny Pacquiao, quien resurgió de dos derrotas en el 2012 para derrotar a Brandon Rios de forma fácil en noviembre pasado en Macao, y subir de nuevo sus valores en el mercado pugilístico.

Desde Bob Arum y Oscar de la Hoya, hasta el nuevo 'peso pesado' del negocio Mike Tyson, los promotores se disputan la organización de un combate Mayweather-Pacquiao, que podría ser el más grande en bolsa y publicidad en la historia del boxeo.

Una 'Maravilla' de Argentina

También hizo noticia el argentino Sergio 'Maravilla' Martínez, que en su única aparición este año le dio una paliza al inglés Martin Murray para retener su faja de campeón mediano del CMB, una réplica de la cual entregó al papa Francisco en una audiencia con el santo padre el 16 de octubre de 2013.

El 'Maravilla' Martínez encabeza un resurgimiento del boxeo profesional argentino, que este año vio coronarse en distintos niveles a Lucas Matthysse (superligero CMB), Juan Carlos Reveco (mosca AMB), Omar Narváez (supermosca OMB) y Marcos "Chino" Maidanas (internacional welter AMB).

Otro argentino, Marcos "El Chino" Maidana, se metió inesperadamente en la elite del boxeo al derrotar a mediados de diciembre al estadounidense Adrien "El Problema" Broner, a quien destronó en los pesos welter de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) en San Antonio, Texas.

El cubano Guillermo Rigondeaux, un púgil que lo dejó todo en su isla natal para probar fortuna en el profesionalismo, ganó el combate más importante de su carrera al derrotar el 14 de abril en Nueva York, por votación unánime en 12 asaltos, al filipino Nonito Donaire.

El triunfo le permitió a Rigondeaux unificar los títulos de las 122 libras en la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) y la Organización Mundial (OMB), los que defendió a finales de año tras superar de forma fácil a Joseph Agbeko.

De su lado, el estadounidense Bernard Hopkins se convirtió en el boxeador más viejo en ganar un campeonato del mundo de boxeo, cuando a menos de tres meses de cumplir 49 años derrotó a su compatriota Tavoris Cloud por decisión unánime en 12 asaltos en el Madison Square Garden de Nueva York.

Hopkins le dio una verdadera paliza a su rival 17 años más joven para arrebatarle la corona de peso semipesado de la Federación Internacional de Boxeo (FIB) y batir su propio récord como púgil de más edad que gana una faja del orbe.

Muerte y dopaje en el ring

El año quedó marcado en letras negras por la muerte del boxeador mexicano Francisco 'Frankie' Leal, de 26 años, quien luego de luchar durante más de tres días por su vida perdió la batalla final en el UC San Diego Medical Center, adonde fue trasladado de urgencia luego de ser noqueado en ocho rounds por su compatriota Raúl Horales en un pelea en Cabo San Lucas, México.

La oreja peluda del dopaje y sus secuelas aparecieron con los positivos de los mexicanos Julio César Chávez junior y Erick 'Terrible' Morales.

En marzo, la Comisión Atlética del Estado de Nevada anunció que el excampeón mundial peso mediano Julio César Chávez Jr, hijo del legendario boxeador del mismo nombre, fue suspendido por nueve meses y multado con 900.000 dólares por dar positivo a la marihuana luego de su derrota ante 'Maravilla' Martínez el 15 de septiembre de 2012 en Las Vegas, cediendo la corona de la división.

Erik Morales, excampeón mundial de boxeo, recibió dos años de suspensión tras dar positivo al clembuterol antes de su derrota contra el estadounidense Danny Garcia. El púgil, de 36 años de edad, podría poner fin a su carrera después de este traspié.