elnuevodiario.com.ni
  •   Madrid, España  |
  •  |
  •  |
  • AFP


El Real Madrid y el Barcelona se defendieron este jueves tras la apertura de un expediente por parte de la Comisión Europea sobre eventuales ayudas públicas ilegales a favor de siete clubes españoles y varios dirigentes acusaron a Bruselas de querer "manchar" el fútbol español.

El presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, su colega del Barça, Sandro Rosell, el secretario de Estado para el Deporte, Miguel Cardenal, y el presidente de la Liga de Fútbol Profesional (LFP), Javier Tebas, rechazaron las sospechas de Bruselas, que anunció el miércoles una "investigación" sobre el asunto.

La Comisión quiere determinar si el Real Madrid, el Athletic de Bilbao, el Barça y el Osasuna, clubes que no se convirtieron en sociedades anónimas deportivas y que pertenecen a sus socios, pueden haber gozado de cierta ventaja al pagar un menor impuesto de sociedades (25% en lugar del 30%).

"Creo que hay una campaña contra el fútbol español, y creo además que es mala", dijo Florentino Pérez, durante un desayuno de prensa en Madrid.

"Esta diferencia en el impuesto de sociedades del 25 al 30% ha sido tan dañina para el Real Madrid que si tomamos los últimos 10 años y hubiésemos podido desgravarnos las reinversiones (como en sociedad anónima) son unos 13 millones de euros lo que hemos pagado de más a Hacienda".

Daño al fútbol español


Por su parte, el presidente del Barcelona, Sandro Rosell, aseguró que su club no había recibido ninguna ayuda.

"El Barça cumple la legislación española, según la cual, una entidad no tiene por qué convertirse en sociedad anónima deportiva si está saneada, como es el caso del Barcelona", dijo Rosell, durante un discurso de fin de año ante los medios en Barcelona.

"El Barcelona no ha recibido ayudas de ningún tipo por parte de ningún organismo oficial", añadió.

Los dos gigantes futbolísticos, que, junto con Bilbao, Osasuna, Valencia, Hércules y Elche, están en el punto de mira de Bruselas, recibieron también el apoyo del secretario de Estado para el Deporte, Miguel Cardenal, invitado principal en un desayuno de prensa en Madrid.

"Se ha dañado gravemente la imagen del fútbol español y del deporte español, esa es la realidad", dijo Cardenal, también presidente del Consejo Superior de Deportes, CSD, español.

"El impacto para estos cuatro equipos sobre los últimos cuatro ejercicios fiscales alcanza la extraordinaria cantidad de 1,6 millones de euros. Si tuviera razón el denunciante, el escándalo tremendo del que estamos hablando corresponde a 100.000 euros por equipo y año", precisó Cardenal, quien añadió que "es descabellado pensar que haya habido una ayuda del Estado".

En cuanto al presidente de la LFP, dejó entrever que el deporte español es víctima de sus éxitos recientes, especialmente de sus victorias en las finales del Mundial-2010 y de las Eurocopas de 2008 y 2012.

"El fútbol español está en entredicho porque gana muchos títulos y eso se achaca a que haya ayudas cuando no las hay", dijo Tebas, citado en la página web de la LFP.

"La Unión Europea tiene la obligación de vigilar que las competencias se cumplan de la forma más leal posible. Y que haya un principio de investigación no quiere decir nada", concluyó.