Francisco Jarquín Soto
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Lo que prometía ser un duelo entre Alexis Candelario por Rivas, y Rodney Rodríguez por el Bóer, se convirtió en un recital de pitcheo de parte del primero, que dejó al Bóer en tres hits sin carrera durante nueve entradas, en la victoria 7x0, que de paso acercó a los Gigantes de Rivas a dos juegos de la cima, ocupada aún por los Indios.

Rivas, que cambió a su mánager Manny Collado y asumió Ramiro Toruño, puso en jaque al Bóer desde el primero con tres carreras y cuatro sencillos, resaltando uno remolcador de dos de Elmer Reyes. Antes Raymond Serrano con otro infield hit había remolcado la primera.

Con el 3x0, el Bóer parecía muerto a la ofensiva, si no cómo calificarlo cuando tenían un hit en seis episodios, salido del madero de Amaury Cazaña en el segundo inning y agreguen una base en el cuarto. Luego de eso todo era perfecto para Alexis, hasta que de nuevo Cazaña con dos outs en el séptimo, disparó su segundo hit del juego y el segundo de los Indios. Para ese entonces, Rivas había anotado dos más en el tercero, con tres hits, combinado con error del cuadro. Darrel Campbell, junto a Reyes y Justo Rivas --remolcó una-- habían descifrado a Rodney con imparables y la última ocurrió tras batazo de Ramón Flores y error del segunda base en el tiro a home.

Los sureños agregaron una en el sexto con dobles consecutivos de Eddy Talavera y Dwight Britton, y la última en el octavo por triple remolcador de Ramón Flores. Candelario caminó nueve entradas, permitió solo un hit más en el noveno, cuando se le llenaron las bases, pero con dos outs. Fue la primera blanqueada de la Liga lograda por un solo lanzador. Marcos Yepez se fue de 4-0 y bajó su promedio a .341, cediendo el subliderato a Renato Morales, quien bateó de 4-1 y es el segundo mejor bateador de la liga con .342.