•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Se marchó hoy Félix “El Gemelo” Alvarado rumbo a Japón con solo una cosa en mente: regresar con el título a Nicaragua. Se le veía sereno, pensativo, quizá consciente de que su destino dará un giro enorme cuando se enfrente al campeón mundial de las 108 libras de la AMB, Kazuto Ioka, el 31 de diciembre en Osaka.

Se veía acuerpado entre sus familiares, entre ellos su hermano, el otro gemelo y también púgil René Alvarado, en una despedida casi sin ruido, en el anonimato, pues fueron pocos los medios que llegaron a escuchar sus últimas reacciones antes de hacer la travesía rumbo a tierras asiáticas, tierras donde algunos nicas han tejido la fama de “matadores” por el desempeño de Román “Chocolatito” González y mucho antes con el bicampeón Rosendo Álvarez.

Todos se veían sonrientes, optimistas; sobre todo en su grupo de trabajo, formado por su entrenador, Sergio González, y sus apoderados, Miguel Ángel Arcia y Pablo Fletes, se respiraba mucha confianza por lo que puede hacer su pupilo ante Ioka, sin que eso significara ser triunfalista.

“Félix está listo para dar la pelea de su vida. Lleva una preparación tremenda, va en 109 libras y no creo que tengamos problemas en Japón con el peso. Además estoy seguro de que estará en la capacidad de presionar desde el primer minuto al japonés, esa será la clave. Creo que Ioka jamás se había enfrentado a un rival tan decidido a vencerlo como ‘El Gemelo’”, dijo Fletes antes de tomar el avión.

Alvarado pasó casi dos meses en Matagalpa, corrió en zonas montañosas entre 12 y 13 kilómetros diarios y lo hizo solo cuesta arriba para exigirse más y tener una mejor condición física y más fortaleza en sus piernas.

“No tengo ningún temor a lo que me voy a enfrentar en Japón. Hice todo lo que tenía que hacer para sentirme seguro de ganar este título y con la ayuda de Dios voy a lograrlo. Este es el momento de mi vida y me preparé para eso”, expresó el púgil, quien antes de marcharse corrió más de 40 minutos, cerrando los últimos minutos con mucha fuerza.

Sus manejadores creen que su pupilo con la preparación y sus herramientas puede hacer posible el sueño en Japón.

“Alvarado es un peleador que no deja de tirar golpes, muy ofensivo, siempre va adelante y no dudo que será la pelea más difícil que haya tenido Ioka. De ‘El Gemelo’ me gusta su gancho de izquierda, que lo tira con la misma fortaleza que ‘Chocolatito’. Será una pelea difícil para ambos, pero estamos convencidos de que está al alcance de Alvarado”, agregó su apoderado Fletes.

Ese gancho de Alvarado tiene la escuela del “Chocolate”, si podemos decirlo de esa forma, y eso no es en vano, pues han sido muchos los rounds que el retador a la corona mosca de la AMB ha hecho con Román y con Carlos “Chocorroncito” Buitrago. Muchos rounds de sparring que sin duda también le han dado mucha experiencia para asumir este reto.

“Él ha sido exigido ante ‘Chocolatito’ y ‘Chocorroncito’ y ha sabido responder al talento de ellos. Eso también ha sido parte de la preparación de Alvarado, a diferencia de Ioka, que no ha tenido a mi consideración, en las últimas tres defensas, rivales de cuidado”, expresó Pablo.

Y agrega Félix: “Ioka no es de hierro. Siente, tiene sus puntos débiles en su defensa y puede sufrir mucho si mantengo el ritmo de pelea. Sé que no tengo la pegada pero puedo estremecerlo round tras round y sacarle así la pelea quizá hasta antes del límite”.

“El Gemelo”, de 24 años, suma 18 triunfos, 15 ganadas antes del límite, mientras que Ioka también con 24 años acumula 13 peleas sin reveses y con 9 por la vía del cloroformo.