•   Osaka, Japón  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Lejos de nuestras fronteras pero con la ilusión de hacer historia, se siente el nicaragüense Félix “El Gemelo” Alvarado, quien se encuentra en Osaka, Japón, en busca del sueño de todo pugilista: conquistar un título del mundo. Para conseguir esa meta tendrá que derrotar al nipón Kazuto Ioka, campeón mundial minimosca (108 libras) de la Asociación Mundial de Boxeo, AMB, este 31 de diciembre.

Alvarado está acompañado de su equipo de trabajo, conformado por su entrenador Sergio González y sus apoderados Pablo Fletes y Miguel Ángel Arcia. Este último dio a conocer que ayer miércoles (horario de Japón) Félix realizó su primera sesión de entrenamiento en el gimnasio del excampeón mundial, Hiroki Ioka, tío del monarca Kazuto, retador del pinolero.

Según Arcia, Alvarado realizó calentamiento, trote en máquina, salto en la cuerda y golpeo en el saco.

“Con ese ligero trabajo y a pesar del largo viaje sin hacer nada, Félix marcó 110 libras. Creemos que en los próximos tres días, sin problemas, marcará las 108. A pesar de lo desfavorable del tiempo para Alvarado, la idea es mantenerlo cerca del peso sin debilitamientos mientras se recupera del natural efecto del cambio de horario”, comentó Arcia la noche del martes 24 de diciembre (25 de diciembre en Japón) a través de su cuenta personal en Facebook.

El jueves por la mañana (noche del miércoles en Nicaragua), Alvarado desayunó alimentos a base de pescado.

“Después de correr pesó 108.6 libras”, dijo Arcia. Aún estaba pendiente el entrenamiento que se realizaría a las 2 de la tarde, hora de Japón.

La disciplina de Alvarado en su preparación está teniendo frutos. El peso está controlado, de manera que el clima frío que azota Osaka no será un inconveniente para bajar esas últimas libras que le permitan superar al primer enemigo de los boxeadores, la báscula.

“No tengo ningún temor a lo que me voy a enfrentar. Hice todo lo que tenía que hacer para sentirme seguro de ganar este título y con la ayuda de Dios voy a lograrlo. Este es el momento de mi vida y me preparé para eso”, dijo el nicaragüense a El Nuevo Diario antes de iniciar su viaje a Japón.