•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El Real Estelí pasó apuros para lograr el título en el pasado torneo Apertura, en la final ante Ferreti. Pasó por muchas lesiones, ausencias, y otros jugadores a medio “pulmón” jugaron en la cancha porque estaban “tocados”.

Pero lo que más resaltó en el torneo fue la falta de incidencia de los jugadores extranjeros en el accionar de los rojiblancos: Joaelton ni siquiera se ganó el puesto de titular en el ataque. Douglas y Kardek fueron los más inseguros en la defensa, provocando las jugadas más controversiales del Estelí en el torneo de clubes de la Concacaf. Sin embargo, todavía se cree que Kardek sea el único sobreviviente de esta invasión de brasileños en el Estelí.

Iuri Oliveira y Teófilo Santos quizá estuvieron un poco más cerca de lo que esperaban los norteños de ellos, aunque Santos dejó una sensación amarga entre tantas discusiones, conatos de pleitos, hasta dentro de su propio club.

El asunto es que cuatro --excepto Kardek-- quedaron fuera según informó el gerente del Real Estelí, Helmuth Hurtado, y en su lugar llegan los uruguayos Javier Vitavar, Mauro Rodríguez y Sebastián Borba. Pero además se integrará a final del mes, Assad Esteves, quien estuvo hace seis meses con los rojiblancos y se marchó por una lesión de la que, se asegura, está recuperado.

Explica Hurtado que los tres uruguayos son recomendados por el representante de los ex del Real Estelí, Fernando Alves y Gabriel Mirazo. “Se les venía dando seguimiento y nos parece que son una buena opción para Estelí”, comentó.

Rodríguez, de 24 años, es un volante ofensivo que llega del Boston River de la segunda división de Uruguay. En tanto, los dos restantes, Vitavar (24 años) y Borba (23) son defensas centrales, que intentarán darle más seguridad a la zaga rojiblanca. Por su parte, Assad debe arribar al país en los primeros días de enero.

Vitavar jugó en el Club Plaza Colonia y Club Atlético Juventud, mientras Borba viene de jugar con el Liverpool FC de la Primera División Profesional charrúa.