•   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Especial para ESPNDeportes

Paul Blair, ganador de ocho Guantes de Oro en el jardín central y quien ayudó a los Orioles de Baltimore a ganar par de Series Mundiales mientras se deslizaba para hacer atrapadas que todavía siguen maravillando a sus excompañeros más de cuatro décadas después, ha fallecido. Tenía 69 años.

Blair falleció la noche del jueves en el hospital Sinaí, de Baltimore, de acuerdo con una portavoz del centro asistencial.

La esposa de Blair, Gloria, le dijo al diario The Baltimore Sun que Blair jugó una ronda de golf con amistades el jueves en la mañana y que luego perdió el conocimiento en un torneo de boliche de celebridades en Pikesville.

“Honestamente Paul estaba muy cansado, pero nunca decía que no”, le dijo Gloria Blair al diario. “Durante una ronda de práctica, golpeó dos o tres pelotas, entonces se sentó y le dijo a un amigo: ‘Me siento raro’ y colapsó. Perdió el conocimiento y entonces llamaron al 911 y la ambulancia lo llevó al Sinaí, pero los médicos allí me dijeron que llegó sin vida”.

El siempre popular Blair, miembro del Salón de la Fama de los Orioles, patrulló los jardines de Baltimore de 1964 a 1976, y fue parte importante cuando los Pájaros Negros ganaron sus primeras dos coronas de Serie Mundial en 1966 y 1970. Ganó dos campeonatos más con los Yanquis de Nueva York en 1977 y 1978, y además jugó para Cincinnati. Blair también llegó a participar en el béisbol invernal en la liga de Puerto Rico con los Cangrejeros de Santurce a partir de la temporada de 1966-67.

Exhibió sus dotes defensivos en el center field. Se ubicaba detrás de segunda base y, con una facilidad espantosa, fildeaba la bola hacia atrás como nadie. Su intuición y velocidad le permitían hacer eso. Blair llegó primero en carreras anotadas (46) y cuarto en bateo (.303).

Al comenzar la temporada de 1967, los Orioles le entregaron a Blair la custodia del bosque central.

Regresó a Puerto Rico en el invierno con los crustáceos bateando .304 y repitió en 1968-69 con ofensiva de .300 en un torneo que no terminó pues se fracturó un tobillo.

De por vida, en tres temporadas con Santurce, bateó .302, producto de 210 imparables en 695 turnos, 7 jonrones y 75 carreras impulsadas.

En una era donde las jugadas más destacadas rara vez no eran parte de la oferta diaria en TV, Blair frecuentemente hacía atrapadas que se convertían en la comidilla de todos en el béisbol. Era esbelto y rápido, y jugaba con estilo, al final de una entrada se pegaba su guante contra su pecho para emprender su carrera de vuelta al dugout.

En 17 temporadas en las Mayores, Blair bateó para .250 con 134 jonrones, 620 carreras impulsadas y 171 bases robadas. Blair apareció en seis Series Mundiales y dos Juegos de Estrellas, y ganó Guantes de Oro en 1967 y de 1969 a 1975.

Blair fue exaltado al Salón de la Fama de los Orioles en 1984, fue manager de Fordham en 1983 y de Coppin State de 1998 a 2002. Sufrió un ataque cardiaco en diciembre de 2009.

Jugó béisbol y baloncesto y fue atleta de pista y campo en Manual Arts High School en Los Angeles.

Originalmente fue seleccionado en el sorteo de novatos por los Mets de Nueva York y pasó una temporada en su sistema de liga menor. Los Orioles lo reclamaron de los Mets a finales de 1962.