•  |
  •  |
  • END

dplay@ibw.com.ni
¿Quién lo sospechó? Un golpe, un wild y un mal tiro fueron los que decidieron una batalla entre el poder matador y la agresividad a base de rapidez.

Ganaron los Filis 5-4 quebrando un abrazo en el cierre del noveno. J. P. Howell golpeó a Bruntlett y entró Balfour al intento de rescate con Victorino al bate.

Pitcheo descontrolado movió a Bruntlett hacia segunda y el mal tiro de Navarro lo colocó en tercera sin out. La medida desesperada de dos pasaportes para llenar las bases no funcionó, porque Carlos Ruiz con un machucón por tercera terminó con el suspenso.

¿Qué habíamos visto? Tres cañonazos. Una, dos, tres pelotas en órbita. ¡Cómo repercute el choque del madero con el cuero! Provoca escalofríos. El punch destructivo, ese gran tesoro que los Filis no habían utilizado, fue sacado del baúl desde muy temprano por Carlos Ruiz, Chase Utley y Ryan Howard. Pero, ¿qué hay de la rapidez enloquecedora? ¿Cómo atrapar liebres? Las piernas turbo de B. J. Upton y Carl Crawford equilibraron el juego 4-4, y fue necesario un final en el callejón de las angustias.

El primer hit de Jimmy Rollins en la Serie, abriendo el juego por los Filis, aturdió a Matt Garza, quien boleó a Jason Werth y realizó un lanzamiento loco a Chase Utley.

Con hombres en segunda y tercera sin out, Utley impulsó con roletazo a Rollins. La pizarra se movió 1-0 y sonaron las campanas en Filadelfia.

Doble de Crawford en el inicio del segundo contra Moyer, robo de tercera con un out y flay de sacrificio de Gabe Gross, equilibraron el marcador. Tampa parecía estar en busca del ritmo ofensivo perdido, pero inesperadamente, Carlos Ruiz, un inadvertido bateador de sólo cuatro jonrones en 320 turnos durante la temporada, fue encima de una bola rápida de Garza en el cierre del segundo, y la empujó sobre la verja izquierda adelantando a los Filis 2-1.

Moyer se sintió estimulado y comenzó a enloquecer a los bateadores de Tampa con una variedad de lanzamientos, apoyándose en un excelente control y esa frialdad que proporcionan los años de experiencia. Los jonrones consecutivos de Chase Utley y Ryan Howard en el cierre del sexto, dieron la impresión de colocar el botín en el dogout de los Filis con esa ventaja de 4 por 1, pero no fue así: los Rays reaccionaron con infield hit de Crawford, doble de Navarro al rincón izquierdo y violento batazo de Gross bien fildeado por Howard junto a la raya de primera, impulsador de Crawford. Con el juego 4-2, le quitaron la pelota a Moyer.

Roletazo al short de Bartlett remolcando a Navarro acercó a los Rays 4-3, y cuando Aybar, bateando por Garza, fue boleado, llamaron al zurdo Scott Eyre, quien sacó el último out ponchando a Iwamura.

En el octavo, contra Ryan Madson, los Rays empataron aprovechando la agresividad que garantiza Upton. Conectó hit al short, robó segunda impunemente, se fue al robo de tercera después del ponche a Peña, y provocó ese mal tiro del receptor Ruiz empatando el juego 4-4.

Y en el noveno, ese cierre fatal con los Rays suicidándose.