•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

En medio de un año turbulento para el boxeo aficionado, en el cual no ha logrado despojarse de las telarañas arrastradas del pasado en cuanto a niveles de rendimiento, es obligado reconocer que la Federación comandada por Diógenes Cárdenas puso su mejor esfuerzo para dar pasos significativos hacia una transformación.

Me refiero a un cambio para bien, que empuje a este deporte a los puestos cimeros que ocupó en el área centroamericana y que también era merecedor de cierto respeto en el Caribe.

El boxeo pinolero ha venido en picada, la falta de figuras es evidente, pero lo importante es que se hace esfuerzo para superar ese déficit. Y según los planes del gobierno de Daniel Ortega, para 2014 se viene una inyección económica muy fuerte para este deporte.

Pero al echar un vistazo de lo que hizo en este año el box aficionado, encontramos que la Feniboxa nominó al peleador de los 81 kilos, Osmar Bravo, como el mejor por su medallas de oro en los Juegos Centroamericanos de San José, Costa Rica, y refrendada en el Torneo del Istmo realizado en Nicaragua en noviembre. También fue colocado como el cuarto mejor en el ranking de América.

Mientras que en femenino se escogió a Keylin Casanova, quien atrapó medalla de oro en los Juegos Centroamericanos de Costa Rica, en los 64 kilos, y se coronó en el evento hecho aquí.

La Feniboxa llevó a efecto 123 veladas nacionales, 6 Campeonatos Regionales, un Torneo Infantil, un Juvenil y tres seminarios internacionales.