•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Un Erasmo Ramírez más sereno, seguro, suelto al hablar, pero sobre todo consciente de lo que tiene y cómo explotarlo para cumplir sus metas, así se mostró ante la prensa ayer en una conferencia que permitió preguntarle de todo, hasta en que piensa seguir soltero por un buen rato mientras se concentra en ser mejor pitcher cada día.

Uno de sus referentes para ser mejor es Denis Martínez, bajo la simple lógica --pero muy practica--, que estuvo en las Mayores, hizo su trabajo y destacó.

“Denis me ha dado consejos, entre ellos que él no destacó en Grandes Ligas por lanzar fuerte, sino por saber cómo localizar sus envíos. Y si te lo dice alguien que estuvo ahí e hizo una carrera como él, debes prestar atención porque le dio resultados”, explica el rivense, que estará hasta finales de mes en Nicaragua.

El nica parece más que nunca enfocado en esa lógica para lograr su meta: ganar al menos 15 juegos en esta campaña, tomando en cuenta que Seattle se reforzó bien con Robinson Canó, Ramón Ramírez, Franklin Gutiérrez, Corey Hart, Logan Morrison, y están entre los equipos candidatos a lograr los servicios del japonés Masahiro Tanaka.

“Para mí lo más importante es actuar como un pitcher y no como lanzador. De mí dicen que tiro muchos strikes, pero eso es lo que hace un lanzador que llega a la loma y tira strike sin saber dónde caen, pero el pitcher hace envíos controlados porque sabe cómo dominar sus recursos. Eso es lo que pretendo hacer en cada salida, ser mejor”, agrega el derecho, que tuvo balance de 5-3 con Seattle en las Mayores, y efectividad de 4.98, además, sumó tres triunfos en Venezuela.

“El propósito de este año será ganar 15, y si llegan, buscar la 16 y la 17 hasta donde se pueda. Y quiero pensar, ¿por qué no?, en estar en un Juego de Estrellas, en ganar un Premio Cy Young, y aunque es difícil, un Juego Perfecto”, y agregó al respecto: “En cada salida siempre me digo: este es mi día --pensando en el Perfecto-- pero si doy una base me digo: bueno, ahora voy a buscar el No Hit, y si me dan hit, pues, pienso en no permitir carrera. Así voy en cada partido, con la idea de ser mejor cada vez que subo al montículo”.

¿Y cómo lograr ser mejor en un nivel tan competitivo? Tal parece que Erasmo tiene su respuesta. “La clave será no excederme en tratar de dar más de lo que puedo. Por ejemplo, si un día estoy tirando 85 millas, entonces debo pitchear 85. No estar de loco en querer dar más. Reconocer que no todos los días voy a estar a 95 millas. Lo que tengo que hacer es ser inteligente para saber cómo localizar esas 85 millas. En eso estoy concentrando, y trabajar en mis pitcheos rompientes que son los que me van a sacar de los apuros”.

El bigleaguer de los Marineros está convencido de que en 2013, su lesión en el codo se debió a ese interés de hacer más de lo que podía. “Me esforcé por entrar más de lo que mi cuerpo podía y vino como resultado un cansancio en mi codo. Eso es lo que voy a evitar, y, además, voy a fortalecer mi brazo con ejercicios que sé que lo hacen”.

Dentro de su plan de evolución como pitcher, Erasmo explica que su estadía le sirvió de mucho, ante todo en mejorar defectos en su mecánica. “Mejoré en Venezuela en la forma de soltar la bola, ahora levanto el brazo y no tiro de lado como antes, y además desde mi lado izquierdo ya no abro mucho el brazo, porque por eso caía de espalda al bateador o un poco de lado, y me dejaba mal parado por cualquier batazo”.

El derecho se muestra más maduro después de tener un año que él mismo calificó de regular, pero que le dejó una enorme experiencia que le permitirá pensar muy bien lo que debe hacer para ser mejor en la campaña venidera.

 

Everth se reinvindicará

Erasmo Ramírez habló sobre la relación del nica Everth Cabrera con la clínica biogénesis de Florida, y asegura: “Lo conozco, y sé que no necesita de una ayudita extra como decimos, sé que jamás pensó en eso, porque él lo tiene todo: velocidad, buen guante e inteligencia para saber qué hacer para tener éxito en las Mayores, y estoy seguro de que lo va a demostrar este año con San Diego”.