•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

A pesar de que los Caciques del Diriangén salieron con un empate 2-2 de su estadio luego de medirse al Chinandega en el arranque del Clausura, el técnico Flavio Da Silva está convencido de que su equipo está listo para dar una sorpresa con la nueva camada de jugadores que exhibe la camiseta más longeva del fútbol nacional.

“Me puedo equivocar porque nadie es certero, solo Dios. Pero con el talento que tienen, la forma en que estamos jugando, cómo entrenan y la actitud en la cancha, no exagero, podemos convertirnos en la revolución que estábamos esperando en el fútbol de Nicaragua. Ya verán la sorpresa que dará este equipo”, dijo el técnico brasileño, y de verdad me sorprendí igual que ustedes con su declaración.

Da Silva se ampara por cómo tocó el balón su club en el duelo contra la franja roja, lo fácil que desarrolló el juego y la impresión que le causó su equipo, lo resumió en una expresión irónica pero necesaria según él: “fue absurdo ver cómo estos muchachos jugaron con el balón el domingo. Creo que estamos rumbo a formar un gran equipo con gente nueva, joven, que reponga a toda la generación actual”.

Los diriambinos, sin embargo, están pasando una crisis en ataque. Este martes se marchó Raúl Leguías rumbo a Uruguay y Emilio Palacios no está ya con el equipo. Con solo Eulises Pavón como figura, a Da Silva le urge reforzarse.

La directiva diriambina le anunció que este próximo sábado llegan a Nicaragua dos colombianos, uno de sobra conocido, José Luis Rodríguez, “El Puma”, de muy pobre desempeño en el Ferreti hace dos años, y otro que están por anunciar.

“Diriangén llegó con insistencia al marco rival pero necesitamos más gente para definir. En ese sentido vienen estos delanteros colombianos. Si las cosas nos salen bien, esperen a un Diriangén con nuevos aires para pelear un título”, expresó.