•   Carazo, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El equipo Cafeteros de Carazo cuenta quizá con un cuerpo técnico experimentado a nivel nacional, con figuras que trascendieron fronteras, como es el caso de su manager Jorge Luis Avellán, el coach de bateo Ramón Padilla, y José Luis Quiroz, coach de pitcheo. Los tres expresaron a los pupilos caraceños que “no habrá actos de indisciplina en el equipo para el ‘Pomares’”.

Ramón Padilla esculpió varios récords personales en la pelota casera, como ser una de las siete figuras que han bateado más de 1,000 imparables, 100 jonrones y robado 100 bases. Conectó 1,176 imparables, 213 cuadrangulares y estafó 166 colchonetas, acciones que solo consiguieron el rivense Juan Cabrera, Ernesto López, Pablo Juárez, Apolinar Cruz, Fredy García y Norman Cardoze.

“Hay que esforzarse, hay que entregar lo mejor de uno para conseguir resultados, hay que ganarse el puesto. Avellán y yo llegamos, así como ustedes, novatos, pero con ansias de hacer las cosas bien”, expresó Padilla, ex seleccionado nacional, cuando se dirigió a más de 60 jóvenes que llegaron con sed de conseguir un cupo en el equipo Cafeteros de Carazo. El rivense, que en su carrera como beisbolista vistió los uniformes del Rivas, Bóer, Estelí, Granada y Chinandega, viene a tapar un vacío que había en el cuerpo técnico de los Cafeteros. “Queremos enseñarles parte de lo que aprendí con los entrenadores del ayer y a nivel internacional”, resaltó el técnico en el engramado del estadio El Rosario, en Carazo.

“Queremos que cumplan con su capacidad, que hagan lo mejor de sí en el terreno de juego, que recuerden que se les paga para que jueguen bien y que la afición caraceña no tenga decepción”, exhortó Padilla, quien en los años 1988,1989, vistiendo el uniforme del Rivas, conectó en un juego tres batazos detrás de la barda; esa marca la emuló en los años 1992, 1993, 1994,1995, con la camiseta del Bóer.

“Queremos un equipo con disciplina, para el que llegue tarde sin justificación se tomarán medidas, todo con el fin de obtener mejores resultados”, expresó Jorge Luis Avellán, quien en 1999 logró una racha de 30 juegos consecutivos bateando al menos un imparable y sumarse a Henry Roa (39), Noel Rojas (34) y David Green (30).

 

Señor bateador

Jorge Luis Avellán bateó 1,188 hits, anotó 736 carreras, empujó 577, bateó 97 jonrones y promedió .316 en 1,004 partidos jugados.

 

Gran jonronero

Ramón Padilla es el cuarto máximo jonronero en el béisbol nicaragüense, con 213, escoltando a Ernesto López (319), Próspero González (260) y Ariel Panal Delgado (235).