Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

Muchas veces Albert Pujols ha dicho que prefiere ser reconocido por lo que hace fuera del terreno que por sus extraordinarios números dentro del diamante. El sábado tuvo algo de eso.

Pujols, quien la semana pasada fue electo por los otros peloteros como “Jugador del Año” y es el gran favorito al “Jugador Más Valioso” de la Liga Nacional que se entregará en noviembre, fue seleccionado por Grandes Ligas el sábado como recipiente del “Premio Roberto Clemente”, por su trabajo con la comunidad.

Pujols es el segundo dominicano y el quinto latinoamericano que consigue dicha distinción. Su compatriota Sammy Sosa lo ganó en 1998 y el panameño Rod Carew en 1977, mientras que los puertorriqueños Edgar Martínez y Carlos Delgado lo conquistaron en 2004 y 2006, respectivamente.

El comisionado del béisbol, Bud Selig, y la familia Clemente (la viuda del pelotero, doña Vera, y sus hijos Luis y Roberto) entregaron el premio a Pujols durante una ceremonia en Citizens Bank Park, antes del tercer partido de la Serie Mundial entre Tampa Bay y Filadelfia.

“Siempre he dicho que me gustaría más ser recordado por lo que hago fuera del terreno que por mis números”, dijo Pujols. “Trabajar y ser reconocido en el mismo contexto de Clemente es verdaderamente una de las experiencias más importantes de mi vida”, agregó.

El “Premio Roberto Clemente”, que es patrocinado por los fabricantes de automóviles Chevrolet, honra al jugador que combina destacada actuación en el terreno y devoto trabajo con la comunidad. Es dedicado a la memoria del gran jugador puertorriqueño Roberto Clemente desde 1973.

Clemente, un miembro del Salón de la Fama de Cooperstown, falleció trágicamente en un accidente aéreo cuando se dirigía a socorrer víctimas de un terremoto en Nicaragua, el 31 de diciembre de 1972. Hace tres años que el jugador y su esposa Deidre establecieron “La Fundación Familia Pujols”, para ayudar a personas afectadas por el síndrome de Down en San Luis, y también a niños pobres de República Dominicana y Estados Unidos.

“La Fundación Familia Pujols” ha asistido a más de 500 familias con miembros afectados por el síndrome de Down.