•  |
  •  |
  • END

Emmett Lang, único dirigente deportivo que ha sido dueño al mismo tiempo de las tres coronas (Feniba, Instituto de Deportes y Comité Olímpico) ha decidido regresar a la trinchera para disputarle a Julio Rocha la Presidencia del CON en las elecciones fijadas para el próximo sábado, 1 de noviembre, en el Hotel Holiday Inn.

No es necesario tener una memoria larga para recordar que Emmett fue el primer Ministro de Deportes, con el abierto respaldo de Humberto Ortega en la década de los 80, y estuvo al frente del operativo de la representación pinolera en los Olímpicos de Los Ángeles, que incluyó un equipo de transmisión con Sucre Frech y Julio “Porteño” Jarquín a la cabeza.

Curiosamente, el compañero de batería de Emmett en aquellos tiempos fue Julio Rocha, quien inició su crecimiento como Secretario General de ese organismo, proyectándose paralelamente en el firmamento de la FIFA, llegando a ser Presidente de la Uncaf y Comisario en juegos de Copas del Mundo y Torneos Olímpicos.

Rocha, por supuesto, ha concentrado sus esfuerzos y utilizado todo el tiempo posible en su avance, y en estos momentos es el gran impulsor del estadio de Fútbol en Managua, la segunda más grande construcción del país después del Nacional de béisbol inaugurado por Anastasio Somoza García en 1948, hace sesenta años.

Funcionario del Consejo Supremo Electoral, Emmett se había mantenido “al margen de la cuartilla”, como dice Onofre Guevara, y ahora decide regresar a la arena sorpresivamente, apoyándose en sus antecedentes cultivados en los años 80, cuando se tenían grandes contactos con potencias deportivas como la RDA, Rusia, Cuba, Bulgaria y otros países, que contribuyeron a un significativo salto global del deporte pinolero en el concierto centroamericano.

Moviéndose alrededor de un espectro de 35 electores, Emmett Lang y Julio Rocha se verán las caras el sábado en el Holiday Inn, con la Presidencia del Comité Olímpico Nacional en disputa.