•  |
  •  |
  • END

New York Times

Esta Serie Mundial se está mirando poco y podría vencer a la de 2006 como el clásico de otoño menos visto alguna vez. No estaba previsto que un encuentro entre Filadelfia, el cuarto mercado de televisión más grande, y Tampa Bay, que es el 13, determinara sólo un promedio de 13 millones de telespectadores por partido. El año pasado, cuando Boston barrió a Colorado, 17.1 millones lo miraron.

"El comentario más franco que alguna vez he escuchado sobre los raitings de TV de un ejecutivo de deportes vino de David Stern", dijo Ed Goren, el presidente de deportes de Fox, haciendo referencia al comisionado de la N.B.A “El este de la N.B.A era atroz, y cuando se le preguntó a quién quería ver en las finales dijo ‘Lakers contra Lakers’. "

En la serie de Filis - Rays la audiencia baja del juego 1 y el juego 2, y el juego 3 retrasado por lluvia era desastrosa. El tercer juego empezó a las 10: 06 p.m. el sábado, y finalizó a las 1: 47 a.m., y atrajo al menor número telespectadores de cualquier juego de Serie Mundial que alguna vez se ha visto (9.8 millones). Es casi un milagro que las personas se mantuvieran mirando un muy buen partido hasta casi las 2 de la mañana, pero la clasificación durante los últimos 47 minutos subió a un 6.3 de un 6.0 una hora antes. De todos modos, muy pequeño a cualquier hora.

La victoria aplastante 10-2 de los Filis en el juego 4 el domingo incrementó en 15.5 millones de telespectadores, pero era la peor actuación de juego 4 desde que los Orioles jugaron contra los Reds a la luz del día en 1970. La demora por lluvia y la siguiente suspensión del juego 5 en la sexta entrada no podía menos que ahuyentar a los telespectadores el lunes.

"Si todo sigue igual", dijo Goren el lunes antes del juego 5, "pensábamos que si consiguiéramos seis o siete partidos, la audiencia pasará la barrida de los Medias Rojas el año pasado. Pero sólo son cosas que están fuera de nuestro control."

Fox ha ganado la competencia de índices de audiencia en horas de máxima audiencia dos veces, pero las redes adquieren el béisbol así que la Serie Mundial dominará cada noche.