• España |
  • |
  • |
  • Marca.com

Lewis Hamilton se estrelló ayer en el circuito de Jerez. El inglés dejó una visible marca de unos 50 metros de frenada, en lo que pareció un vano intento por doblar en la primera curva del trazado. Afortunadamente, el piloto se encuentra perfectamente.

Fue el punto final a una mañana presidida por la casi nula actividad de los coches recién estrenados. Mucha presentación a las ocho de la mañana, pero casi nada más a continuación.

La primera bandera roja fue producto de la avería del Ferrari de Kimi Räikkönen, poco antes de las diez de la mañana. Ferrari comunicó que fueron los ingenieros los que pararon al finlandés por precaución. “Nada serio”, afirma la “Scuderia”.

Frenados

Mercedes fue el más activo, pero tampoco se libró de algún parón. Pese a todo, Hamilton domina la tabla de tiempos, con 1:27.8, a unos 14 segundos de los tiempos del año pasado en la primera jornada.

Red Bull ni quisiera salió, a causa de un “estúpido error nocturno del equipo”, según contó su director técnico.

Presentación

Lewis Hamilton y Nico Rosberg horas antes presentaron junto al “pit lane” de Jerez el coche con el que aspiran derrocar a Red Bull en 2014. Destaca la solución de dos alas, “tipo gaviota”, que además de soportar las cámaras de televisión, pretenden ganar carga en la zona frontal.