• Madrid |
  • |
  • |
  • EL PAIS

Kevin Durant agota los adjetivos. Lo suyo parece de otro mundo, o de otros tiempos, los de Michael Jordan, por ejemplo. El máximo anotador de la NBA está en un estado de gracia que parece hacerle capaz de todo. Lo fue, una vez más, ante los tenaces Hawks.

Gran racha

Los de Atlanta dominaron todo el tiempo hasta que, a falta de 25 segundos, Kevin Durant consumó una remontada de 14 puntos. Millsap, también muy inspirado, respondió con una jugada muy rápida y empató a 109. Restaban 22 segundos. El tiempo necesario para que Durant hiciera una más de las suyas, la definitiva. Recibió el balón, dio un paso atrás zafándose del marcaje de Carroll y elevándose una vez más y en suspensión disparó a unos 5 metros del aro, con 25.5 segundos por jugarse, para anotar la canasta que dio a Oklahoma City la ventaja por primera vez desde los dos minutos iniciales del encuentro y la victoria (111-109).

Durant concluyó con 41 puntos. Lleva 11 partidos sumando más de 30, la racha más larga desde que Tracy McGrady enlazó 14 partidos por encima de esa cifra en la temporada 2002-2003. La estrella de los Thunder promedia casi 39 puntos durante la racha excepcional de 11 partidos, 31.2 esta temporada, y va camino de su cuarto título de máximo anotador de la NBA. Aunque sus objetivos prioritarios son el anillo de campeón y el galardón al mejor jugador de la temporada, MVP.

Sus aliados

Durant contó con la ayuda de Reggie Jackson. 18 puntos consiguió el base titular de Oklahoma en ausencia del lesionado Rusell Westbrook. Lamb también se lució con 14 puntos. Y Serge Ibaka, perjudicado por las dos faltas que sumó en los ocho primeros minutos, una de ellas técnica por protestar, sumó 9 puntos y 3 rebotes, pero sobre todo puso 6 tapones, varios a Millsap, del que tuvo que encargarse.

Sobrado

La estrella de los Thunder le anotó a Hawks (41), 76ers (32), Spurs (36), Blazers (46), Kings (30), Warriors (54), Rockets (36), Grizzlies (37), Bucks (33), Nuggets (30), Jazz (48).