•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Axel Morán Álvarez tiene diez años. Es el menor de diez hermanos, del hogar conformado por Hilario Morán y Rafaela Álvarez; un niño muy sencillo de la ciudad de León, elegido Atleta Infantil del Año 2013 por la Asociación de Cronistas Deportivos de Nicaragua (ACDN).

A pocos días de haber recibido el reconocimiento aún vive la emoción que lo llevó a tan alta distinción nacional. El viernes 31 de enero fue premiado en una ceremonia a la que asistieron estrellas del béisbol de Grandes Ligas como Denis Martínez (Nicaragua, 245 victorias en la MLB) y el boricua Juan "Igor" González (Puerto Rico, 437 jonrones y dos veces JMV). "Me emocioné mucho, quería llorar. Estaba muy alegre cuando me dijeron que debía sentarme entre los homenajeados, no sé cómo explicarlo eso es maravilloso, todo se lo debo a Dios", señala Morán.

El Jugador Más Valioso

Morán fue parte del Primer Torneo Samsung de Béisbol que se organizó en León, Nicaragua, en julio del 2013. Se consolidó como jardinero central del equipo "Estrellas". En los tres partidos de la fase regular bateó para .429 (7-3) con dos anotadas, dos bases por bolas, un doble, un triple y un jonrón; fue líder empujador del equipo (6) y lo llevó a las semifinales, donde perdió contra el campeón "Yazaki".

En noviembre fue jardinero central y lanzador relevista de Nicaragua en el Campeonato Panamericano de Béisbol Infantil A, siendo reconocido como el Jugador Más Valioso, conduciendo a la Selección Nacional a la medalla de plata.

En faena de relevo venció a México y Panamá. En su actuación de dos victorias sin derrota, no permitió carreras en 6.2 innings, solo aceptó tres hits a 24 bateadores. A la ofensiva dio de 7-2 con tres anotadas y dos empujadas.

“Quiero ser como Erasmo”

Esa actuación en el Panamericano ubicó a Axel Morán Álvarez entre los grandes del deporte nacional; a la par de su ídolo Erasmo Ramírez, lanzador de los Marineros de Seattle, también premiado como el Atleta Profesional del Año.

"Tengo muchos sueños, confío que Dios estará conmigo siempre. Quisiera ser como Erasmo Ramírez porque es Grandes Ligas y a la vez bien humilde. Quiero ser como él", nos expresó con sus ojos llenos de lágrimas y emociones encontradas. En su casa, Morán acaricia sus cuatro trofeos; ya los ve parte de su gran historia a tan corta edad. El pequeño gigante oriundo del bravo barrio San Felipe, iniciará esta semana el quinto grado de primaria. Sueña con tener una mini-laptop, para estudiar mejor. De momento espera ansioso nuevamente la Copa Samsung en León y tener la oportunidad de ser una estrella del mañana.