•   Sochi, Rusia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El estadounidense Shaun White falló en su intento de lograr por tercera vez el oro olímpico en la prueba de ‘halfpipe’ de snowboard de los Juegos Olímpicos de Invierno de Sochi 2014, en una jornada en la que el equipo de Noruega, con dos oros y dos platas más, regresó al liderato del medallero.

120214 sochi tabla

White, el “tomate volador”, fue destronado en el medio tubo de Krasnaya Polyana por un suizo nacido ruso, Iouri Podladtchikov, que se impuso en la final por delante de dos adolescentes japoneses: Ayumu Hirano, plata con solo 15 años; y Taku Hiraoka, de 18.

Se cae del trono

Shaun White, campeón olímpico en Turín 2006 y Vancouver 2010, las dos anteriores citas en las que el ‘halfpipe’ formó parte del programa de los Juegos de invierno, falló en el momento decisivo y se quedó fuera del podio.

Se cayó en la primera actuación, en la que fue undécimo y penúltimo, lo que le obligó a arriesgar en la segunda manga, en la que sumó 90.25 puntos para acabar cuarto y fuera del podio.

En su segunda bajada White estuvo espectacular, pero tuvo dos aterrizajes complicados que condicionaron su nota y terminaron por dejarlo sin medallas.

Vuelve a la cima

Noruega regresó al primer puesto del medallero en una jornada en la que sumó a su botín dos nuevas medallas de oro, en las carreras de sprint de esquí de fondo, y otras dos más de plata, en el fondo y en biatlón.

Maiken Caspersen Falla y Ingvild Flugstad Östberg protagonizaron un doblete para Noruega en la prueba sprint de esquí de fondo femenina, por delante de la eslovena Vesna Fabjan, mientras que en la carrera masculina el mejor fue Ola Vigen Hattestad, tras una carrera en la que fue secundado por dos suecos: Teodor Peterson y Emil Jönsson.

Howell una fiera

La jornada de finales arrancó con la prueba femenina de “slopestyle” de esquí libre, otra prueba debutante en el programa olímpico y en la que la canadiense Dara Howell, de 19 años, ganó el oro por delante de la estadounidense Devin Logan y otra canadiense, Kim Lamarre.

La jornada se cerró con la prueba de saltos de esquí nórdico femenina, prueba debutante en unos Juegos y en la que la alemana Carina Vogt se convirtió en la primera campeona olímpica de la historia.

Vogt, de 22 años, se impuso con dos saltos de 103 y 97.5 metros y 247.4 puntos para colgarse el primer oro olímpico de los saltos femeninos, modalidad que en Sochi debuta en el programa olímpico.

 

La más veloz

La surcoreana Lee Sang Hwa revalidó el título de campeona olímpica de los 500 metros de patinaje de velocidad femenino. La campeona del mundo de la distancia en 2012 y 2013, cumplió con su condición de favorita para ganar la prueba con 36 centésimas de margen sobre la segunda clasificada, la rusa Olga Fatkulina, actual campeona del mundo de 1,000; y 78 respecto a la ganadora del bronce, la holandesa Margot Boer.