•   Houston  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Los Rockets de Houston mantuvieron su racha ganadora, que combinada con la derrota sufrida por los Spurs de San Antonio, da mayor emoción a la lucha por el liderato de la División Suroeste.

Mientras, los Pacers de Indiana no ceden en la defensa de la mejor marca de la liga y volvieron a dominar y ganar fácilmente en su campo.

El pívot Dwight Howard reivindicó su condición de mejor número cinco que hay actualmente en la NBA. Aportó un doble-doble (18 puntos y 15 rebotes) y tres tapones, que permitieron a los Rockets ganar a domicilio 89-107 a los Timberwolves de Minnesota.

Además también tuvo su mejor toque de muñeca desde la línea de personal, al anotar 4 de 5 tiros, su verdadera asignatura pendiente, que espera superar en un futuro próximo.

Se soltó

La labor de Howard tuvo mayor valor en el cuarto período, cuando los Rockets rompieron definitivamente el marcador a su favor y consiguieron el sexto triunfo consecutivo. Esto, unido a la derrota sufrida por los Spurs ante los Pistons de Detroit (100-109), recorta a dos juegos la desventaja en la lucha por el liderato.

Los Rockets, que han ganado 8 de los últimos 10 partidos, tienen marca de 35-17. Por su parte, los Spurs poseen 37-15 y han repartido triunfos (5-5).

Si Howard dominó en el juego bajo los aros, el alero Chandler Parson fue el líder del ataque de los Rockets; consiguió 20 puntos y encabezó la lista de los cinco titulares de los Rockets que tuvieron números de dos dígitos.

Regreso feroz

De nuevo el ala-pivote Kevin Love, que volvió con el equipo tras perderse el partido del pasado sábado, al sufrir una contusión en el cuádriceps izquierdo, lideró a los Timberwolves al conseguir un doble-doble (31 puntos y 10 rebotes), que no impidió la cuarta derrota consecutiva de su equipo.

El despido el pasado domingo de Maurice Cheeks, como entrenador de los Pistons, hizo que el equipo respondiese con un triunfo importante ante los Spurs.

La victoria fue la primera que consiguió John Loyer, el entrenador asistente, que de forma interina se hizo cargo del grupo. El base Brandon Jennings aportó 21 puntos y encabezó el ataque de los Pistons, que tuvieron a seis jugadores con números de dos dígitos, incluidos los cinco titulares.

 

Peor revés

Los Pacers dieron toda una exhibición de juego de equipo, sin respuesta por parte de los “diezmados” Nuggets de Denver, que perdieron 80-119 y sufrieron la peor derrota en lo que va de temporada.