•   Sochi, Rusia  |
  •  |
  •  |
  • Agencias

Trajes diseñados por la NASA, drones y tabléfonos de última generación también compiten en Sochi.

Los Juegos Olímpicos más caros de la historia buscan ser recordados también como los más vanguardistas, gracias a los avances técnicos ideados para el ámbito deportivo. Los 36,000 millones de euros invertidos en la capital rusa y los patrocinios de grandes empresas convirtieron la cita en un evento con una huella de carbono neutral, con las transmisiones más nítidas de la historia y una indumentaria deportiva concebida para el espacio.

Mejor, imposible

Uno de los avances más notables de estos 22º Juegos Olímpicos de Invierno se deja notar en la imagen. Los últimos modelos de televisores hacen sentir al espectador las sensaciones más realistas de los patinadores y saltadores que muestran sus habilidades en territorio ruso. Por primera vez en la historia, las retransmisiones se llevan a cabo en el formato Super Hi-Vision, con una nitidez que supera 16 veces la HDTV y proporciona una definición en píxeles y sonido Dolby 5.1 nunca antes visto o escuchado.

Los avances desarrollados en el campo de los drones también se aplicarán en las cámaras desplegadas por las montañas de Sochi, gracias a la start up francesa XD Motion, la cual consiguió un contrato con los Servicios Olímpicos de Broadcasting. Este dispositivo con apariencia de araña, que mide 1.3 metros y alcanza los 70 kilómetros por hora, captura los movimientos más reales y cercanos de los esquiadores acrobáticos. En total, 1,600 cámaras de vídeo vigilan a los olímpicos.

Trajes aerodinámicos

Pero si hay una innovación que parece traída de otro planeta, es la relativa a la indumentaria de los deportistas. EE.UU., que pretende superar las 37 medallas que se llevaron sus deportistas en Vancouver 2010, ha apostado por las técnicas más novedosas para los trajes que lucen los miembros del equipo de patinaje de velocidad.

medallero

El traje aerodinámico Mach 39 permite a los patinadores moverse con más agilidad. Está compuesto por un tejido abierto que permite que el calor corporal se disipe y reduce la fricción en muslos y axilas hasta en un 65%.

 

Supersónico

El piloto de carreras Michael Scully y BMW han creado para el equipo de bobsleigh de EE.UU. un nuevo trineo de fibra de carbono, que ha mejorado su aerodinámica gracias a la pintura AERO. Esta potente capa requiere de un solo suministro, frente a las múltiples aplicaciones de recubrimiento que necesitan los aerosoles convencionales.