•  |
  •  |
  • END

Aguascalientes, México
Colaboración
La báscula no fue ningún obstáculo para Nerys “Machoman” Espinoza la tarde de ayer en Aguascalientes, México.

Espinoza paró el péndulo en 107 ¼ en su primer intento, y quedó listo para su pelea de título mundial esta noche ante Ulises “Archie” Solís, quien registró 108 libras, el límite del peso para la corona minimosca que ostenta el mexicano.

El nica ya aguardaba en 108 libras luego de correr 40 minutos por la mañana, en compañía de su entrenador, Arnulfo Obando, de Wilmer Hernández y de Fernando Sánchez, uno de sus apoderados de Prodesa.

La ceremonia tuvo lugar al aire libre en la Expo plaza de San Marcos, un bonito complejo comercial situado en una zona céntrica de Aguascalientes.

Al pesaje llegaron muchos aficionados, medios informativos y transeúntes que le dieron un ambiente festivo previo al día de muertos o Festival de las calaveras, que en México es una celebración con mucho color.

En el área está el lujoso Hotel Fiesta América, lugar de reconcentración de Espinoza y su equipo de trabajo, así como la Monumental Plaza de Toros de Aguascalientes, escenario de la reyerta de hoy.

A la hora del pesaje, la preocupación por conseguir una prenda más liviana que la licra que tenía se convirtió en satisfacción, cuando al subir a la báscula marcó debajo de la categoría (107 ¼).

Luego del pesaje, Arnulfo Obando le preguntó a su pupilo, a manera de broma, ¿qué tal si te hubieras cambiado el calzoncillo?
Una vez hecho los deberes con la balanza, Nerys tomó con calma su recuperación. Llamó la atención la tranquilidad con la que comió una sustanciosa sopa de fideos y un llamativo lomito de res con papas.

La Federación Internacional de Boxeo (FIB) exige dos pesajes en combates titulares, el de rigor y otro hoy a las ocho de la mañana, en el que no debe exceder las diez libras de la división pactada.

Ni la condición de local ni las siete defensas de Ulises “Archie” Solís asustan a Nerys Espinoza, que considera que esta segunda oportunidad lo puede titular como el decimoprimer nicaragüense en capturar una corona mundial de boxeo.

“Yo no le pongo mente a eso, yo mañana voy a hacer mi trabajo, voy a pelear inteligente y agresivo” dijo Nerys.