•   Madrid  |
  •  |
  •  |
  • Marca.com

Sentenciar virtualmente los octavos en la ida ha sido sinónimo de encontrar el oasis en el desierto para Ancelotti. El Real Madrid afronta un duro marzo en el que se jugará gran parte del liderato ante Atlético (este domingo) y FC Barcelona, y el 1-6 en Alemania permitirá al técnico italiano rotar en la vuelta y que el equipo llegue fresco al Clásico.

Tras el contundente set endosado al Schalke 04 en su propio campo, la vuelta en el Santiago Bernabéu, que se jugará el martes 18 de marzo, será un mero trámite salvo catástrofe. Un alivio para los jugadores blancos, que comienza el tercer mes del año con el derbi madrileño con riesgo a perder la ventaja de tres puntos y cinco días después del encuentro de la Champions recibirá al Barsa en casa.

Descanso es necesario

Uno de los futbolistas con el que más cuidado deberá tener el técnico italiano es Xabi Alonso, el cual no se ha perdido un solo partido desde que descansara ante Osasuna en Copa el 9 de enero. El caso de Cristiano es distinto, ya que al luso no le gusta perderse ni un solo partido y más si tiene a tiro el récord de goles en una edición de Champions, que lo ostenta Messi y Altafini con 14.

Oportunidad para otros

Los hombres de Jens Keller no podrán fiarse en la vuelta por mucho que sean titulares jugadores no muy conocidos por sus tierras. El hombre que evitó el 1-1 en el Veltins-Arena, Casillas, será quien ocupe la portería. Jesé, Isco y Varane tendrán minutos asegurados

Otro que tiene opciones para ese encuentro es Varane, el cual está entrando poco a poco en la dinámica del equipo, ya que el francés acaba de volver de una larga lesión.

 

Al derbi

El Real Madrid jugará este domingo contra el Atlético de Madrid en la vigésima sexta jornada del fútbol español.

 

63

puntos acumula el Real Madrid en la tabla general siendo el puntero absoluto por encima de los colchoneros y el Barcelona que tienen 60 unidades.