•   Pretoria  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El atleta paralímpico sudafricano Oscar Pistorius se declaró “no culpable” del cargo de asesinato premeditado de su novia, la modelo Reeva Steenkamp, en el primer día del juicio que se celebra en el Tribunal Superior de Pretoria. “No culpable”, respondió contundentemente el corredor al ser preguntado, después de que el fiscal, Gerrie Nel, le acusase formalmente de “asesinato premeditado”.

Leen versión

Pistorius mató a tiros a Steenkamp a través de la puerta cerrada del baño de su casa en Pretoria el 14 de febrero del año pasado, y podría ser condenado a cadena perpetua si es hallado culpable. En el tribunal, uno de los abogados del deportista, Kenny Oldwage, leyó la versión de los hechos aportada por el acusado, que sostiene que confundió a su pareja con un intruso.

“Reeva debió haber ido al aseo. Cerró la puerta corredera. Me acerqué al baño para defender a Reeva y a mí mismo”, leyó el abogado. “No existe ningún tipo de fundamento para el alegato de la Fiscalía de que él quería matar a Steenkamp”, agregó el letrado, que negó que la pareja mantuviera una discusión la noche del fatal tiroteo, como mantiene el Ministerio Fiscal.

Al llegar al tribunal vestido con traje oscuro y camisa blanca, el deportista saludó con gesto circunspecto a varios policías, y habló en repetidas ocasiones con sus abogados. Decenas de periodistas llenan la sala del Tribunal Superior de Pretoria, donde la juez Thokozile Masipa debe establecer si Pistorius mató de forma intencionada o no a la modelo, que entonces tenía 29 años.