•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La selección de México tuvo que cruzar todo el planeta para ganar su cupo al Mundial Brasil 2014. Ese fue el sacrificio que tuvieron que pagar por haber jugado su peor eliminatoria mundialista de las últimas tres décadas. Y seamos justos, solo porque se encontraron con una débil selección de Nueva Zelanda en la repesca intercontinental y no les tocó un equipo complicado —como a Costa Rica hace cuatro años, cuando peleó el cupo contra Uruguay—, los mexicanos jugarán su sexta Copa del Mundo consecutiva en Brasil.

Inclusive el Tri estuvo algunos minutos fuera de la repesca en la última fecha de las eliminatorias de Concacaf, cuando Panamá ganaba 2-1 a Estados Unidos en el “Rommel Fernández”; pero los estadounidenses le salvaron el pellejo a México, que perdió en Costa Rica 2-1, por una remontada en los últimos cinco minutos para un 3-2 que dejó a los canaleros sin esperanzas.

Entre alegría y frustración

Todo Panamá celebraba su pase al repechaje, pero luego su alegría se transformó en lágrimas, en frustración, mientras a México le tocó agradecer a la selección de Estados Unidos, máximo rival de la zona, por su actitud combativa, porque, sin importar que ya estaba clasificado al Mundial, peleó hasta el último minuto para llevarse el triunfo que les devolvió el aliento a los millones de aficionados de la selección mexicana que veían como una catástrofe lo que estaba pasando con su equipo. Hubiese sido un golpe duro, un fracaso mayor al que vivieron en 2013 en la Copa Confederaciones en Brasil.

¿Qué esperar de México?

Ahora México, con su quinto técnico en este proceso mundialista, Miguel “Piojo” Herrera, tiene un compromiso difícil de superar en su grupo. Enfrentar a la selección anfitriona, Brasil, que sin duda es la favorita a quedarse como líder del A y hasta se ve entre las candidatas a pelear el título en su propia casa; pero también la tendrá difícil contra la selección de Luka Modric —Croacia— y la de Samuel Eto’o —Camerún—, un fútbol más rápido y agresivo con el que podrían pasar muchos apuros los mexicanos.

No sería descabellado pensar que el Tri ni siquiera pase de la fase de grupos, sin poder meterse entre los dos primeros lugares. Dejar atrás a Camerún y Croacia no será cosa fácil, aunque hay que reconocer que en las manos del “Piojo” se miró la mejor selección que haya mostrado México en este proceso. Se vio otro equipo en el amistoso contra Nigeria con la mayoría de los “europeos” jugando, excepto el mejor de todos, Carlos Vela, y con la élite de jugadores de la liga mexicana a su disposición.

Oribe, el mejor

México dependerá más de jugadores todoterreno, de gran actitud, como Oribe Peralta, el máximo goleador de la selección en la fase previa al Mundial por encima del pobre desempeño de Javier “Chicharito” Hernández; pero sería mejor si recuperaran a Carlos Vela y tenerlo junto a Giovanny Dos Santos y Andrés Guardado en su mejor versión, y una defensa como la que mostró ante los nigerianos, con Héctor Moreno y Rafael Márquez resguardando la puerta de Guillermo Ochoa. Quizá de esa forma pueda pelear.

 

Selección México Mundial 2014