•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El equipo de enorme pegada, el Mike Tyson de la Liga en España, que no pierde desde de octubre de 2013, impuso su poderío con absoluta naturalidad clavándole 3-0 al Levante, obviando la brillante actuación del arquero tico Keylor Navas.

No fue un fútbol de alfombra roja el que mostró el Madrid, pero lo suficientemente autoritario para mantener contra las cuerdas, tambaleándose, al Levante. Los goles de Cristiano Ronaldo "pelota arañada por Navas– en el primer tiempo, y el latigazo de derecha de Marcelo en el segundo, antes de la expulsión de David Navarro en el minuto 64, liquidaron la batalla. El tercer gol fue una fatal intervención en el área chica de Nikos Karabelas, empujando el centro de Marcelo, hacia sus propias redes con Navas fuera de foco.

PRESIÓN AGOBIANTE

La presión que colocó el Real Madrid sobre el Levante fue de una intensidad sostenida agobiante, casi enloquecedora. Consideren que aparte de las atajadas de Navas, el francés Benzema hizo rebotar dos pelotas en poste y travesaño, y Cristiano Ronaldo vio cómo el horizontal le devolvió un balón humeante proyectado con un cabezazo.

¡Qué inmenso se ve el poder destructivo del Real Madrid! Su fútbol vertical y profundo, con esas aberturas de terreno manejando muy bien las pelotas por las rayas, capaz de fabricar con facilidad espacios por el centro, con la presencia cada vez más incidente de Modric, y ese apoyo que proporciona Xabi Alonso, le permite estar encima del rival hasta desarticularlo.

CRISTIANO EN EBULLICIÓN

Desde la cima del volcán, Cristiano activa a este Madrid con su vértigo, contundencia y precisión. No hay forma de pararlo tanto a él como al equipo. Marcelo está ofreciendo shows consecutivos, levantando al público de sus butacas, Bale luce como un obelisco amenazante y Benzema, pese a que fue bloqueado por Navas, certifica la importancia que su voracidad ha conseguido.

Mientras el inseguro y extramente inexpresivo Barcelona, derrotado 1-0 por el Valladolid, Barcelona tropieza en la oscuridad de su fútbol, este impetuoso Real Madrid con cuatro puntos de ventaja da la impresión de cabalgar plácidamente en la soledad del poder.

“Hemos salido con la concentración de los últimos partidos. El equipo jugó bien del primer al último minuto, con seguridad y eficacia. Un partido muy bueno".

Carlo Ancelotti

Técnico del Real Madrid