•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Desde la época de Leónidas –llamado “El diamante negro”–, hasta esta de Neymar, pasando por Ademir, Pelé y Garrincha, Zico y Sócrates, Romario, Ronaldo, Ronaldinho, Rivaldo y Kaká, Brasil ha supuesto un reto temible para cualquier equipo.

UN TOUR ESTRUJANTE

El único equipo presente en todas las Copas del Mundo, Brasil ha sido un fulgurante ganador de cinco títulos, agregando otras dos finales, y dejando para la posteridad partidos memorables como el Brasil-Polonia de 1938, la final contra Uruguay en 1950, la brutal guerra con Hungría en 1954, las exhibiciones deslumbrantes contra Francia y Suecia en 1958, la fina final frente a los checos en 1962, el súper-duelo con Inglaterra en 1970, el alarde de fútbol mostrado contra Italia pese a ser "apuñalado" por Rossi en 1982, aquel suspenso tan espeso y tan brillante fajándose con Francia en 1986, la batalla perdida con Argentina en 1990, esa lucha trepidante con Holanda en 1994, el estrangulamiento de Alemania en el 2002, y las dramáticas eliminaciones frente a Francia y Holanda en el 2006 y el 2010. Un tour estrujante. ¿Qué otro equipo puede exhibir en una de las paredes del Palacio de Versalles, gráficas de tantas batallas cruentas, espectaculares?

 

Brasil 2014ALTO AHÍ, PISTOLAS EN MANO

Raramente, lo mejor de Brasil, es su defensa. Una muralla con Marcelo y Danny Alves en los extremos, y Thiago Silva junto a David Luis por el centro. No solo es una defensa que impresiona por su capacidad para extender cobertura y apretar tuercas, sino por su facilidad para salir con pelota dominada y manejar progresiones. Agreguen a Dante, Maicon y Rafinha haciendo señas. Una dosis de tranquilidad para el veterano arquero Julio César, todavía con dolor de cabeza por la falla frente a Holanda en el reciente Mundial, con la complicidad de Felipe Melo.

Brasil despejó dudas sobre su proyección ofensiva en la última Copa de Confederaciones, cuando desarticuló a la ordenada línea de contención de España, asestando una goleada de 3-0, dejando varias oportunidades sin concretar… El poder físico de Fred que le proporciona suficiente ímpetu para abrirse paso, agregado a lo imprevisible que es Neymar, y el aporte de un Oscar cada vez más evolucionado, sin obviar a Hulk fiero y oportuno, y Ramírez, desequilibrante.

 ¿RESPONDERÁ EL MEDIO CAMPO?

El medio campo de Clodoaldo, el general Gerson y Rivelino, estirándose como extremo con Everaldo subiendo, lució fantástico en 1970, superior al de 1982 en España, que también llenaba la vista y garantizaba agresividad. En la Confederaciones, Luis Gustavo, Paulinho, Hernanes y Lucas combinaron esfuerzos sin perder tiempo, lo que agilizó mucho la penetración de Brasil, y el entrenador Scolari considera que ese sector será funcional.

¿Hay sitio para Kaká o Ronaldinho? La mayoría de la prensa brasileña descarta que los dos sean incluidos, pero uno podría ser considerado viable, y las miradas van hacia Ronaldinho, con más presencia, más entero, más adaptable. La reciente demostración ofrecida en Johanesburgo, goleando 5-0 a Sudáfrica con un estupendo rendimiento en todos los sectores, permite instalar a Brasil jugando como local, entre los gruesos aspirantes para disputar la final de esta Copa del Mundo 2014. Para los creyentes, la pregunta es: ¿contra quién en esa final?